Mauricio Olvera y Natalia Von Wuthenau

Desde hace nueve años, Ana Villa organiza un campamento ecuestre dirigido a niños para mantenerlos activos durante las vacaciones de verano y ayudarlos a crear un vínculo con los caballos.

“Está comprobado que estos animales ofrecen muchos beneficios, además, hoy en día, se agradece mucho estar al aire libre y aquí se integran en un ambiente natural por medio de actividades sensoriales”, comentó la entrenadora y amazona.

“En este espacio se trata de aprender de ellos, sus cuidados, alimentación y mantenimiento; tenemos pequeños que llegan sin saber nada y con los ejercicios que les ponemos y la adaptación que les damos, agarran confianza con el paso de los días; salen súper contentos, felices y tranquilos porque es algo muy relajante para ellos”.

Juliana Olvera, Inés Von Wuthenau y Carlota Martínez
Valentina Olvera, Isabela Moreli Silva y Andrea Gutiérrez
ANA VILLA Y SU EQUIPO DE TRABAJO
Ana Villa y Mauricio Olvera
Mariana Arias

Al llegar al lugar, lo primero que aprenden los peques es a alimentarlos, cepillarlos y limpiar su cuerpo, así como también los establos para que estén en perfectas condiciones y que los caballos descansen a gusto en ellos.

Después preparan a los equinos y los ensillan para montarlos; posteriormente, realizan equitación y vaulting, que es estiramiento y gimnasia encima de ellos y finalizan la jornada con un taller de dibujo libre, el cual imparte la experta Mariana Arias.

“A la mayoría de mis amigas les he dicho que vengan y no quieren porque les da mucho miedo caerse, les respondo que lo intenten, pues, si les gusta, encontrarán una pasión en esto como yo”, platicó Mariana Reguero, de 11 años.

Mariana Reguero

Uno de los más emocionados fue Andrés Martínez, quien se colocó su casco y chaleco desde temprano para montar a “Casper” y, sin temor alguno, tomó las riendas para comenzar a trotar a lo largo del circuito.

De este modo, los menores han conectado con estos animales gracias a las clases y, además de entretenerse durante las vacaciones, encontraron un nuevo hobby.

Me gustan mucho los caballos y todo acerca de ellos, como montarlos, darles de comer y cepillarlos”.

ANDRÉS MARTÍNEZ, de 5 años de edad
Summer camp de Ana Villa
  • Al llegar al campamento, lo primero que los pequeños es a alimentar, cepillar y limpiar el  cuerpo de los caballos.
  • Después preparan a los equinos y los ensillan para montarlos; posteriormente, realizan equitación y vaulting, que es estiramiento y gimnasia encima de ellos
  • Finalizan la jornada con un taller de dibujo libre, el cual es impartido por la experta Mariana Arias.