Desde hace más de 10 años, el grupo “Fratellis” celebra su amistad en diciembre.

Como cada año, el grupo de amigos autodenominado “Fratellis”, organizó un convivio por las festividades del mes, en el que compartió sus mejores deseos para esta temporada del año.

Su cena navideña es una tradición que inició hace más de 10 años, y, al paso del tiempo, se han sumado nuevos integrantes, quienes complementan la comunidad, caracterizada por su buena vibra.

Mariana Otero y Carolina Méndez

“Nuestra amistad es de hace más de 18 años, hemos cambiado y mejorado, no importa qué rumbo tomemos, siempre nos
volvemos a juntar”, platicó Eduardo Chabat, mercadólogo y uno de los iniciadores del encuentro anual.

“Estos lazos tienen que perdurar, pues son como una planta a la que se riega y visita, sin importar la situación ni cómo estén en la vida, siempre hay que darse un tiempo para estar juntos”.

Diego Buenfil y Alejandro Basteri

Eduardo empezó a hacer las cenas en su casa, ahora, se han adaptado en otros lugares; hay que agradecer que llegamos al final de este año”.

DIEGO BUENFIL, empresario

Para muchos, esta reunión significó la apertura para las fiestas decembrinas, como fue el caso de Mariana Otero, quien se confesó muy emocionada por asistir a esta especial cita.

“Quiero muchísimo a todos, nos identificamos demasiado tanto hombres como mujeres”, comentó Mariana, novia de Alejandro Basteri, “había visto a la mayoría en otras ocasiones, pero con varios no convivía desde tiempo atrás. Me fascina que seamos tan unidos y llevemos una bonita energía de fraternidad, por eso siempre vale la pena festejarnos”.

Beto Moheno, Eduardo Chabat, Miguel Ángel Rodríguez y Harold Murray

El blanco siempre refleja paz, esperanza, armonía e ilusión; les deseo muchas bendiciones a mis amigos”.

BETO MOHENO, publirrelacionista

Otro aspecto que hizo particular la velada fue la temática “Black & White”, propuesta de Paulina Mercenario, quien se encargó de decorar con distintos detalles acorde a su idea.

“Quería una mesa muy limpia y blanca, como lo es la Navidad, elegante, sencilla, pero, al mismo tiempo, acogedora para todos. Me encanta planear y que quede muy padre, pues juntarnos y que esté delicioso y lindo es algo que gozamos mucho”, dijo la creadora del concepto de table setting La Mesa de Pau.

Finalmente, previo a una noche llena de diversión, los asistentes disfrutaron de un banquete a la luz de la velas, el cual consistió en un menú asiático de almejas a la mantequilla, dinamita maki, kushiagues de queso, yakimeshis, teppanyaki de rib eye y helados tempura.

.