Después de que la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) anunciara una inversión de 11 mil millones de pesos para impulsar iniciativas de retornabilidad, acopio y reciclaje, ha despertado el interés de la población por saber con detalle en qué consisten y cuál es su estrategia a seguir.

La reducción de residuos en el país, el ahorro de recursos naturales no renovables, la generación de empleos y el reciclaje inclusivo que brinde oportunidades a lo largo de toda la cadena de valor, serán los temas prioritarios a cubrir por este compromiso histórico que genera beneficios a nivel social, ambiental y económico.

Beneficios ambientales y socioeconómicos

A través de un plan a tres años, la inversión de 11 mil millones de pesos de la IMCC, socios embotelladores y aliados permitirá:

  • Fortalecer las cadenas de retornabilidad, reciclaje y acopio, con lo que disminuirán los residuos en el país y generará mayor ahorro de recursos naturales no renovables.
  • Incrementar 51 por ciento los empleos dentro de la cadena de residuos valorizables a lo largo del país. Actualmente las acciones en este sentido generan más de 2 mil 900 empleos directos y arriba de 35 mil indirectos.
  • Construir relaciones cercanas y de largo plazo con los pepenadores y recuperadores que colaboran con la IMCC, a través de capacitación y asesoría.
  • Generar espacios de empoderamiento que presenten mejores oportunidades hacia una mayor calidad de vida para los recolectores y sus familias.

Compromiso con el desarrollo de una economía circular

El compromiso de la IMCC con el desarrollo sostenible no es nuevo, lo mantiene desde hace años; tanto así que en la actualidad es el principal reciclador de PET grado alimenticio en el País. Esta es tan solo una de sus acciones permanentes orientadas a conseguir Un Mundo Sin Residuos.

Durante 95 años, la Industria Mexicana de Coca-Cola se ha enfocado en hacer negocios de la manera correcta y no de la más fácil, con la visión de impactar positivamente a las comunidades y buscar el bienestar integral de los mexicanos. Esta inversión es una manera de reiterar su compromiso con el desarrollo de una economía circular para beneficio de todos.

“En la Industria Mexicana de Coca-Cola hemos logrado crear una economía circular basada en retornabilidad, recuperación y reciclaje inclusivo, gracias a nuestra capacidad de innovación. Nos mantenemos evolucionando, siempre comprometidos con el desarrollo sostenible de México, de la mano de nuestros socios y aliados.”

Roberto Mercadé, Presidente de Coca-Cola México