LA DENUNCIA

La Colectiva Sororidad Anáhuac exhibió un grupo en Telegram utilizado para el tráfico de contenido íntimo de estudiantes de al menos tres universidades de Yucatán.

Se trata, en su mayoría, de alumnas de la Anáhuac Mayab, Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) y la Universidad Marista.

La revelación se hizo a través de la cuenta de Instagram de la Colectiva, la cual fue “bajada” de la red al día siguiente tras amenazas

LOS GRUPOS EN TELEGRAM

El tráfico de fotografías fue descubierto luego de que una persona se infiltrara en un grupo, del cual logró capturar algunos de los nombres, números de los integrantes y otros datos. 

Esta persona logró hacer capturas y recabar la mayor cantidad de información que fue posible, los nombres de los jóvenes y algunos de los números, sin embargo, en Telegram es posible ocultar tanto el número como el nombre de los usuarios".

Señaló una integrante de la Colectiva Violetas del Anáhuac

MIEMBROS Y CONTENIDO

El chat grupal tiene al menos mil 280 miembros, entre ellos se encuentran alumnos de las universidades, sin embargo, la Colectiva feminista detectó también la presencia de hombres ajenos a las instituciones. 

  • Allí se han intercambiado al menos 3 mil 284 fotos y 489 videos. 
  • La mayoría de los integrantes usaban pseudónimos.
  • Consideran que puede haber maestros también.
  • Al ser descubierto, “Zorritas UAM” perdió 500 miembros y cambió su nombre a “Viva Cristo Rey”.

NO ES EL ÚNICO

  • Tras descubrirse este grupo, se hallaron otros más con el mismo propósito albergados en Telegram, en los que participan otras personas de Yucatán y vulneran a más mujeres.
  • En capturas, se lee a los jóvenes asegurar que tenían respaldos y que harían más grupos similares para continuar con el tráfico de videos y fotografías.

¿QUÉ DIJERON LAS UNIVERSIDADES?

La Universidad Anáhuac emitió un comunicado en el que condenó los hechos y aseguró que investigarían a los responsables.

Mientras que la Universidad Marista de Mérida se comprometió con sus alumnas, víctimas de delitos sexuales por internet, a dar seguimiento y apoyarlas en denuncias correspondientes.

En tanto, la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) reiteró su rechazo categórico a toda manifestación de violencia contra las mujeres y se pronunció para que se esclarezcan los posibles hechos delictivos que habrían atentado contra la intimidad de jóvenes universitarias.

La universidad está investigando el hecho para lograr la identificación de los responsables y en caso de ser alumnos aplicar las sanciones correspondientes, incluida la expulsión definitiva, a través de la Policía Cibernética se están llevando a cabo las investigaciones".

Universidad Anáhuac

Esta Universidad se encuentra constantemente trabajando para garantizar a las mujeres de nuestra comunidad educativa un espacio seguro, libre de violencia".

Universidad de Mérida

Lo que queremos de las autoridades escolares es que no dejen esto en solo un comunicado, que no se revictimicen a las mujeres involucradas y que los agresores sepan que lo que hicieron tiene repercusiones legales y sociales, que no dejaremos que queden impunes".

Colectiva Violetas del Anáhuac

ESTADO SIN LEGISLACIÓN

Yucatán aún no se suma a la lista de estados de la República que han realizado las reformas al Código Penal que reconocen la violencia digital y sancionan los delitos que violan la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales, también conocida “Ley Olimpia”. 

“Que tengamos que salir a otros lados y buscar recursos para poder denunciar lo que está pasando y que el Estado no garantice la justicia en estos casos habla mucho de lo que pasa en Yucatán”, dijo la integrante de Colectiva Violetas del Anáhuac.. 

Al respecto, la activista Coral Olimpia pidió atender a las universitarias.

“Pedimos justicia y protección para ellas, reparación del daño y que la Universidad Anáhuac Mayab se posicione y no sea cómplice de las agresiones de sus 1,280 alumnos involucrados en los mercados de explotación sexual en línea”, expresó la propulsora de la Ley Olimpia.   

Este 20 de enero, alumnas de la Universidad Anáhuac Mayab se manifestaron en las instalaciones para exigir a las autoridades académicas castiguen a los integrantes de la red que traficaba con fotos y videos íntimos de sus compañeras.