ELEGANCIA EQUINA

Sergio Mena en lomos de ‘Dieter’

Estar en los Juegos Olímpicos de París 2024 es una de las motivaciones principales de Eugenia Lelo de Larrea, quien, como parte de su preparación, decidió organizar e inscribirse en la tercera fecha del Diamond Dressage Invitational.

Fernando Alejandro Lelo de Larrea, Nora de la Peña, Eugenia Lelo de Larrea y Sophia-Marie Bledsoe

Fue en la categoría Small Tour Intermediate I en la que contendió en lomos de “Step Star” contra José Luis Padilla y, aunque se ubicó en el segundo lugar, se siente feliz con el trabajo que llevó a cabo.

“Estoy muy contenta porque, después de tres meses entrenando en Florida, veo los resultados ahora en las pruebas, estoy satisfecha con lo que realicé. Él tiene una gran trayectoria, ha sido campeón centroamericano y panamericano y ha destacado en muchísimos eventos, por lo que quedar en esta posición, después de él, es un orgullo”, platicó la anfitriona.

“Siento que esto en progreso, estoy puliendo mis calificaciones que fueron básicamente sietes; tuve algunos errores costosos en la serie de cambios al aire, pero también para eso están los certámenes para pulir las cosas y saber dónde mejorar con los comentarios del juez”.

Monique Silva con Mateo y Sergio Sepúlveda

A su vez, el vencedor compartió su alegría, especialmente por hacer binomio con “Nymphenburgs Dandy”, un caballo al que describe como joven y hermoso.

“Lo compré en Alemania y ésta es su segunda ocasión en pista; estoy muy contento con él porque lo he ido construyendo y ha demostrado lo que esperaba”, mencionó Padilla.

José Luis Padilla, en lomos de ‘Nymphenburgs Dandy’

La clave está en que verdaderamente te hagas amigo de tu caballo, que pienses en eso porque así se genera un vínculo, ellos establecen una relación muy íntima y profunda con los humanos”.

José Luis Padilla, primer lugar de la categoría Small Tour Intermediate I

Alejandra Mora y Moisés Marín

Mientras disfrutaba de la prueba como asistente, Liliana Veloz, junto a su esposo y dos hijas, observó la elegancia de los equinos y el control que tienen los jinetes.

“Éste es un deporte refinado, de mucha disciplina y tener estos eventos en México nos da una gran oportunidad para seguir empapándonos de estos”, compartió la investigadora, “mi hija, María Espinosa, monta y es increíble ver la relación que se forma entre el binomio, pues son dos seres vivos que se tienen que comunicar para lograr cosas tan lindas”.

Ana Luisa Espinosa, Liliana Veloz y María Chazaro

Nuevas oportunidades

El Diamond Dressage Invitational nació el año pasado, a raíz de que Eugenia Lelo de Larrea, Buba Pierce y Nina Jaakkola pensaran en realizar concursos divertidos y de calidad, en los que todos los inscritos tuvieran equidad, tanto al competir con sus iguales en las distintas categorías, como en la calificación y terreno.

“Esperamos que esto ayude a promover el adiestramiento, lo que queremos es que la gente se anime a concursar, que estén contentos y se lleven su premio, que se sientan a gusto con la competencia, porque participan con sus pares, esto lo hace un poco más fácil para ellos y por eso se animan a entrar”, dijo Eugenia.

Buba Pierce y Nina Jaakkola 

Los caballos son seres mágicos; desde que era niña me han encantado, van de la mano con el desarrollo de la cultura humana, han sido muy importantes para que nosotros hayamos llegado hasta donde estamos hoy”.

Buba Pierce, socia del Diamond Dressage

Me encanta ver el desarrollo de los alumnos con sus caballos, eso es lo más bonito porque van cumpliendo metas y logrando que sean mejores jinetes”.

Nina Jaakkola, entrenadora

Mariana Ortiz

Para Buba Pierce, ver cómo los binomios se desarrollan es lo más satisfactorio de este espectáculo ecuestre, pues observa cómo los niños, que nunca habían montado, destacan en paso y trote y llegan a convertirse en deportistas de altura.

A su vez, la entrenadora Jaakkola recalca que en adiestramiento cada individuo va contra sí mismo, pues debe mostrar lo mejor de ellos y de sus caballos y, al presentarse aquí, realizan un examen en el que ven sus logros, próximos retos y detalles a pulir.

Isabela e Iker Ortiz