EL CASO

A inicios de mes, la doctora Caitlin Bernard declaró a varios medios de comunicación que recibió en Indianápolis a una niña de 10 años embarazada, luego de que un colega de Ohio la contactó.

En este estado ubicado al norte de Estados Unidos, la decisión de la Corte Suprema, el pasado 24 de junio, de no garantizar más el derecho a interrumpir un embarazo, permitió la entrada en vigor de una ley que prohíbe el aborto a partir de las seis semanas de embarazo. 

La niña, que fue violada en mayo por un hombre detenido el martes, había excedido el plazo y tuvo que irse a Indiana, estado vecino, donde los abortos siguen siendo legales hasta las 21 semanas de gestación.

Pero las autoridades estatales, mayoritariamente republicanas, se oponen al derecho al aborto y están considerando prohibirlo.

¿POR QUÉ LA INVESTIGAN?

El argumento del Fiscal General de Indiana, Todd Rokita, en contra de la doctora Bernard es que no denunció el caso de la niña a las autoridades, como le exige la legislación local en materia de pederastía. 

“Tenemos a esta activista a favor del aborto actuando como médica con un historial de no informar (de los casos en los que se requiere hacerlo). Así que estamos reuniendo información, pruebas y vamos a luchar hasta el final”, declaró Rokita a la cadena Fox News.

El Fiscal amenazó con revocar la licencia de Bernard. 

El abogado de la doctora dijo que ella tomó todas las medidas apropiadas de acuerdo con la ley, con su formación médica y su ética como profesional de la salud.

De acuerdo con la defensa de Bernard, la médico informó sobre un aborto con medicamentos el 30 de junio para una paciente de 10 años al departamento de salud del estado el 2 de julio, dentro del requisito de tres días establecido en la ley estatal para una niña menor de 16 años, según un informe obtenido por The Indianapolis Star.

 

RESPONDE LA CASA BLANCA

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, reprobó la pesquisa en contra de la doctora.

"Investigar a una doctora por ayudar a una niña de 10 años víctima de una violación a obtener un aborto legal es extremo, y es el mundo que los republicanos electos quieren".

Karine Jean-Pierre, vocera de la Casa Blanca

AFIRMARON QUE CASO ERA FAKE NEWS

Hace una semana, el 8 de julio, el Presidente demócrata, Joe Biden, citó el trágico caso de la menor para denunciar el fallo de la Corte que anuló la sentencia histórica de Roe vs. Wade que por casi 50 años había garantizado el derecho al aborto.

“¡Diez años! ¡Violada, embarazada de seis semanas, traumatizada y ahora obligada a irse a otro estado!”, exclamó. 

Hasta el arresto del sospechoso el martes, la prensa conservadora y varios funcionarios de Ohio pusieron en duda que fuera cierto. Algunos, incluso, dijeron que no era biológicamente posible que una mujer de 10 años quedara embarazada.

Jesse Watters, presentador en Fox News, sugirió que la historia podría ser un “engaño” destinado a reforzar la posición del derecho al aborto.

The Wall Street Journal publicó un editorial el martes con el titular: “Una historia de aborto demasiado buena para confirmar”.

El fiscal general de Ohio, el republicano Dave Yost, sugirió el lunes en la cadena Fox News que el caso era un invento, y que no había “ni un ápice” de evidencia que respaldara la historia. 

AHORA, CULPAN POLÍTICA MIGRATORIA

Ahora, los opositores al aborto acusan a los defensores de este derecho de “usar” a la niña para promover su causa, y culpan de sus desgracias a la política migratoria de Joe Biden, debido a que el agresor es un migrante irregular guatemalteco. 

“Esta horrible situación ha sido causada por marxistas, socialistas y los de la Casa Blanca que abogan por una frontera sin ley”, acusó el fiscal general de Indiana.

El representante republicano de Ohio Jim Jordan primero calificó la noticia en sus redes sociales como una mentira. Pero borró un tuit cuando los fiscales acusaron a Gershon Fuentes, de 27 años, quien confesó la violación.

“No sabíamos que un extranjero ilegal hizo este acto atroz. Nunca dudamos de la niña”, dijo Jordan. 

“La mentira era el titular de la noticia… el titular de tu profesión. Dudábamos de Joe Biden, lo que suele ser algo inteligente, pero no sabíamos que este migrante ilegal había hecho algo tan terrible. Debe ser procesado con todo el peso de la ley”.

El representante Roger Williams, republicano de Texas, declaró por su parte que hay millones de migrantes en el país, a quienes como a Fuentes “se les defiende”.

 “¿Cómo defiendes esto? ¿Cómo defiendes a este tipo que vino ilegalmente? Tenemos 5 millones de ellos aquí”,  dijo.