Polémica cláusula

La “Incapacidad moral” se trata de una cláusula constitucional vaga, según expertos, que puede tener múltiples interpretaciones. Esta fue incorporada hace más de 180 años en las leyes peruanas y en el siglo XIX significaba “locura”, pero ahora muchos la relacionan con la corrupción.

Desde 2017, el Parlamento ha usado seis veces la “incapacidad moral permanente” para intentar remover Presidentes, contribuyendo a la inestabilidad política en el País, con cinco Mandatarios en menos de seis años. 

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha reiterado en distintas ocasiones su preocupación por el uso de esta figura jurídica por parte del Congreso peruano y pide se lleve a cabo conforme al debido proceso constitucional.

Manuel Merino (2020)

En noviembre de 2020, el entonces Presidente interino de Perú, Manuel Merino, renunció después de cinco días de protestas que dejaron dos muertos y más de 100 heridos. Anteriormente, la Fiscalía General de Perú había presentado una denuncia penal contra Merino por supuesto homicidio calificado por el fallecimiento de los jóvenes en las manifestaciones. 

Merino duró en la Presidencia menos de una semana y llegó al sustituir a Martín Vizcarra.

Martín Vizcarra (2018-2020)

El Congreso peruano destituyó al Presidente Martín Vizcarra, en medio de acusaciones de corrupción, en el segundo juicio político en su contra por “incapacidad moral permanente” para gobernar. 

El ex Mandatario fue acusado de supuestamente recibir 640 mil dólares en sobornos de dos empresas que ganaron la licitación de obras públicas cuando fue Gobernador de la región Moquegua.

PPK (2016-2018)

Al ex Presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se le abrió un juicio por incapacidad moral que fue admitido por el Congreso. Al ex Mandatario se le señaló de tener vínculos con la constructora brasileña Odebrecht.

En marzo de 2018, PPK renunció luego de que se filtraran una serie de videos por parte del partido de la opositora Keiko Fujimori, en los que supuestamente se revelarían la existencia de intentos de comprar votos en el Congreso para evitar la destitución.

El Poder Judicial de Perú ordenó 36 meses de prisión domiciliaria a Kuczynski como parte de las pesquisas por sus presuntos vínculos con Odebrecht.

Ollanta Humala (2011-2016)

En 2017, el ex Presidente peruano Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, fueron recluidos en la carceleta del Palacio de Justicia, ambos acusados de lavado de dinero en un escándalo que involucra a la constructora brasileña Odebrecht. 

Los fiscales acusaron a Humala y su esposa de recibir más de 3 millones de dólares de Odebrecht para sus campañas presidenciales en 2006 y 2011. 

En febrero de 2017, seis años después del inicio de las investigaciones fiscales, Perú empezó el primer juicio por corrupción contra un ex Presidente.

El ex Presidente peruano Alan García murió luego de dispararse en la cabeza con un arma de fuego. Momentos antes, la Policía llegó a su domicilio para arrestarlo por cargos de corrupción relacionados a Odebrecht. 

La Fiscalía de Perú señalaba que García recibió 100 mil dólares de dinero sucio de la empresa brasileña, maquillados bajo la apariencia de pagos por una conferencia que el ex Mandatario ofreció en Sao Paulo, en 2012.

Alejandro Toledo (2001-2006)

Alejandro Toledo fue llevado a una cárcel en Estados Unidos en 2019 y actualmente se encuentra en prisión domiciliaria en dicho País, esperando su extradición a Perú, en donde es un fugitivo al que se le acusa de presuntamente haber recibido 20 millones de dólares de Odebrecht, a cambio de ayuda para obtener contratos de obras públicas. 

La Fiscalía peruana pidió una pena de cárcel por 16 años 8 meses en contra del ex Presidente Alejandro Toledo y su esposa Eliane Karp.

Alberto Fujimori (1990-2000)

Alberto Fujimori se encuentra en prisión por una condena de 25 años de cárcel por asesinato y corrupción, la cual cumple desde 2017. Padre de la actual opositora Keiko Fujimori, fue declarado culpable de la matanza de 25 peruanos ejecutados durante su Gobierno, por un escuadrón militar clandestino que actuó con impunidad, mientras combatía al grupo terrorista Sendero Luminoso. 

Fujimori abandonó la Presidencia en el año 2000 tras varios escándalos de corrupción y finalmente dimitió desde Japón, adonde había huido.