La nueva unidad de la Guardia Nacional cuenta con casi 500 efectivos, entre mujeres y hombres, que poseen un adiestramiento especial para cumplir con eficacia misiones que demandan rapidez, precisión, contundencia y habilidades especializadas. Sus tareas serán:

RESCATE

de rehenes, personas en riesgo y secuestrados.

RESOLUCIÓN

de situaciones de riesgo.

TRASLADO

de reos de alta peligrosidad.

TAREAS

de control de explosivos.

NEUTRALIZACIÓN

de artefactos explosivos, así como de amenazas de materiales químicos, biológicos o radiológicos.

TAREAS

de detención y cateos.

APOYO

en labores contra la delincuencia organizada.

OPERACIONES SORPRESIVAS

en zonas urbanas consideradas de alta incidencia delictiva.

SEGURIDAD

en actos públicos especiales.

Esta Fuerza Especial de Reacción e Intervención de la Guardia Nacional es muestra del empeño y la determinación de esta institución de seguridad pública, para contribuir al resguardo de la seguridad de los mexicanos”.

Luis Rodríguez Bucio, Comandante de la Guardia Nacional