Un ex guerrillero nicaragüense

Torres es el primer preso político que muere en la cárcel de los 46 opositores arrestados entre mayo y noviembre de 2021, y el segundo después del opositor Eddy Montes, quien murió en el Centro Penitenciario la Modelo el 16 de mayo de 2019, producto de un disparo de un custodio del penal durante un amotinamiento, según reportaron las autoridades.

El 13 de junio de 2021, Torres fue detenido y llevado a la cárcel de El Chipote, considerado un centro de tortura. La Policía de Nicaragua lo arrestó bajo la acusación de “traición a la patria”.

El ex guerrillero de 73 años era vicepresidente de la opositora Unión Democrática Renovadora (Unamos), antes conocido como Movimiento de Renovación Sandinista (MRS, centroizquierda), que surgió en 1995 con militantes que estaban en desacuerdo con la conducción política de Ortega.

En agosto, Torres y Víctor Hugo Tinoco, antiguos compañeros de lucha del actual Presidente nicaragüense, fueron acusados formalmente del delito de “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional”.

La agrupación Unamos denunció en enero que la salud de Torres se había deteriorado en la cárcel y exigió al Gobierno que informara sobre su situación. Las autoridades no se han pronunciado hasta el momento.

Tengo 73 años de edad. Nunca pensé que en esta etapa de mi vida iba a estar luchando de forma cívica y pacífica contra una nueva dictadura".

Hugo Torres, ex guerrillero nicaragüense

El día que salvó a Ortega

El 23 de diciembre de 1974, Torres intervino en el asalto de un comando sandinista a la casa del ex Ministro de Agricultura del Gobierno de Somoza, José María Castillo, mientras se celebraba una fiesta en honor al embajador de Estados Unidos en Managua, Turner Shelton.

El operativo, donde Castillo perdió la vida, permitió liberar de la cárcel a Daniel Ortega y a otros guerrilleros sandinistas presos. Ortega había sido arrestado en 1967 por participar en un fallido atraco a una sucursal del Banco de Londres en Managua.

Cuatro años después, en 22 de agosto de 1978, Torres usó el alias de “comandante Uno” para participar como uno de los jefes del asalto armado al Palacio Nacional (sede del Congreso) junto al desaparecido Edén Pastora (“comandante Cero”) y Dora María Téllez (“comandante Dos”), también encarcelada por Ortega desde junio del año pasado.

“La dictadura de los Somoza no logró encarcelarme. Luchamos duro, murieron muchos compañeros. Era otro espacio, otro tiempo y otro contexto. Hoy la lucha es pacífica y eso nos da una gran fortaleza”.