Cuando su identificación con Tigres, en donde jugó de 1975 a 1988, estaba aún demasiado fuerte, Tomás Boy, ahora entrenador del Mazatlán FC, se convirtió en director técnico del Monterrey.

Lo anuncian

El 2 de junio de 1997 se anuncia que Boy será el nuevo entrenador de los Rayados por un periodo de un año, el cual finalmente cumplió. Fue presentado por el entonces dueño del equipo, Jorge Lankenau, y el vicepresidente administrativo, Juan René Vega.

Así lo dijo

"Sí, soñé (algún día dirigir al Monterrey) y creo que este sueño se ha hecho realidad, espero que los otros sueños que tenía con el Monterrey también se cumplan, primero estar aquí, tener el gran apoyo que tengo ahora, tener a los grandes jugadores que el equipo va a tener y ganar los campeonatos que se necesiten ganar".

Tomás Boy. 4 de junio de 1997

Ganó Clásico amistoso

El 19 de julio de 1997, Tomás Boy dio un golpe de autoridad que le auguraba un buen proceso al golear a los recién ascendidos Tigres en un Clásico amistoso en el Estadio Universitario. Con doblete de Lorenzo Sáez, y goles de Hugo Castillo y Ramón Morales, vencieron 4-0 a los felinos dirigidos por Alberto Guerra.

'Jefe' corajudo

Previous
Next

El 13 de septiembre de 1997, en su primer Clásico oficial, a Tomás Boy no le fue nada bien y su equipo cayó 3-2, en un duelo en el que se enfrentó a su mentor Carlos Miloc. Boy fue expulsado al minuto 33 por Arturo Brizio, hoy presidente de la comisión de árbitros, a quien le reclamó cara a cara su accionar, en una estampa muy recordada.

Pudo más su compadre 'Bato'

En su segundo y último Clásico oficial, Boy se enfrentó a su amigo y ex compañero campeón en Tigres, Osvaldo Batocletti. Fue el 28 de febrero de 1998 en el Estadio Universitario. El “Jefe” volvió a perder, ahora 1-0.

Sus refuerzos fueron:

En el año que estuvo en Rayados, tuvo varios refuerzos, como Andrés Garza y Heriberto Ramón Morales, quienes venían de Morelia, pero otros cuestionados como Zoran Djuric (foto), de Yugoslavia (República Federal), hoy Serbia y Montenegro, y el brasileño Sergio Luis de Souza, “Lobo”.

Nunca clasificó

Previous
Next

Tomás Boy logró que Rayados obtuviera 22 puntos en el Torneo Invierno 1997, pero no clasificó al quedar en noveno, y en el Verano 1998 fue lugar 14 con apenas 18 unidades.

Volvió a Morelia

Previous
Next

Pese a que tenía una buena relación con el dueño del equipo, Jorge Lankenau, a quien incluso llegó a visitar al Penal del Topo Chico cuando el directivo tuvo problemas legales, Boy ya no estuvo de acuerdo en algunas decisiones y dejó el equipo cumpliendo su año de contrato.