SAÚL HUERTA

El diputado de Morena está acusado de abuso sexual y violación equiparada.

El legislador fue detenido el pasado 21 de abril, cuando fue acusado de violación por un menor de edad que trabajaba con él, pero debido al fuero fue liberado.

Tras conocerse la acusación contra el legislador, ante la Fiscalía capitalina se presentó otra denuncia de un joven que también conocía a Huerta, por lo que se formuló la acusación de abuso sexual.

Con la cantidad de pruebas que presentó la Fiscalía, la Sección Instructora determinó que hay elementos suficientes para retirar la protección al legislador poblano y se puede proceder penalmente en su contra.

 

MAURICIO TOLEDO

El diputado del PT está acusado de enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con la denuncia, de 2012 a 2018 tuvo ingresos como servidor público por 9.4 millones de pesos, situación que no corresponde con la realidad de sus gastos por 20.8 millones, representando así una discrepancia por un monto de 11.4 millones de pesos.

La Fiscalía de la CDMX empezó a analizar la situación patrimonial del legislador en el periodo en que primero fue jefe delegacional en Coyoacán y luego diputado local en la Asamblea Legislativa, entre octubre del 2012 al 31 de agosto de 2018.

El delito de enriquecimiento ilícito se considera doloso y continuo, mismo que tiene una penalidad de 2 a 12 años de prisión.

Toledo empezó a ser investigado de oficio luego de una publicación periodística que dio cuenta de la compra de una finca en San Miguel Xicalco, con un valor de 5.5 millones de pesos.

Desde que inició su cargo como diputado federal, en el 2009 en la 61 legislatura, hasta que la compró en febrero del 2011, recibió 3.5 millones de pesos como salarios, según la denuncia.

“Es decir, el 63% del precio pagado por la propiedad, en consecuencia resulta difícil explicar que de sus percepciones netas haya alcanzado para adquirir dicho bien resultando y es válido cuestionar el origen del resto del dinero para la liquidación del mismo, el cual fue en efectivo y en una sola exhibición”, señala el dictamen sobre las sospechas que formuló la Fiscalía.

De acuerdo con el expediente entregado a la Sección Instructora, se ubicaron otros inmuebles donde Toledo es dueño y cuyo origen de los recursos para pagarlos es cuestionado.

Además, el diputado acumula 16 denuncias penales por uso ilegal de atribuciones y facultades, denuncias de hechos, delitos electorales, amenazas y extorsión en grado de tentativa, y lesiones dolosas.

 

"Llevarme a un juicio de procedencia con falsedades no sólo vulnera mis derechos más elementales, sino que sienta un peligroso precedente para que después todos estemos en riesgo de ser acusados maliciosamente por el hecho de ser enemigos políticos de hoy quienes ostentan el poder en la Ciudad de México".

Mauricio Toledo