'AYÚDAME, PAPÁ'

El viernes 4 de febrero, a las 14:30 horas, tres sujetos en una camioneta RAM gris llegaron a la Calle Circuito de Bambú en Hacienda de los Fresnos 2 en Tlajomulco.

Según vecinos, buscaban a un hombre que vivía atrás de la casa de la familia de Lalo.

En ese momento, el joven estaba cuidando a sus hermanos más pequeños mientras sus padres trabajaban.

Al escuchar ruidos, le llamo a su papá.

Me dice que estaban tratando de romper la puerta, me estaba hablando por teléfono para contarme eso, le dije: 'cierra la puerta' y se escucha que truena la puerta, se oye que le dicen que se tire al suelo, se oye un balazo, se oye que le pegan y él alcanza a decirme: 'ayúdame, papá'".

Eduardo, papá del joven

Luego escuchó a sus hijos más pequeños gritarle a su hermano. “Lalo, muy valientemente, los mandó a esconder al baño a la parte de arriba”.

LA BÚSQUEDA

Tras el secuestro, su familia repartió volantes, acompañada de vecinos y amigos, en Camino a Unión del Cuatro, afuera del fraccionamiento donde viven.

“Él no se merece que le hagan esto, si tú lo tienes, devuélvemelo, no voy a poner ninguna demanda, te perdono”, clamó su padre Eduardo Puertos.

TRISTE FINAL

El 6 de febrero, el menor fue hallado muerto al interior de una finca en la Colonia Centro, de Tlajomulco, a espaldas de las instalaciones de la Fiscalía Regional.

Luego de ejecutar una orden de cateo, las autoridades encontraron una camioneta pick up que presuntamente fue utilizada para el crimen, chalecos tácticos, objetos contundentes y objetos punzocortantes, así como el cuerpo de Eduardo y el de otra persona que está sin identificar.

'EL HÉROE'

En el funeral, amigos y familiares del joven consideraron que fue valeroso al pedirle a sus hermanos que se escondieran.

“Lalito fuiste un héroe, salvaste a tus hermanos de que les hicieran daño. ¡Vuela muy alto, mi niño, siempre te recordaremos! ¡Siempre!”, exclamó su tía Leonora Aguirre.

Aunque le duele no haberlo encontrado con vida, su padre de Eduardo siente algo de paz al saber que, gracias al temple del joven, salvó a sus pequeños de una posible agresión.

Es un héroe, él hizo que sus hermanos se escondieran, él prefirió sacrificarse para que a sus hermanos no les pasara nada, él es el superhéroe y gracias a eso tengo a mis hijos sanos y salvos".

Eduardo, papá del joven

SUS AMIGOS

Eduardo Salomón es recordado como muy “niñero”, pues le gustaba jugar con niños más chicos.

“Cuando me enteré que lo encontraron sin vida, me agarré llorando, soñé que él estaba conmigo y lo extraño con mucho cariño”, recordó su amigo, de 9 años.

Lalo y casi 20 vecinos de la misma calle grababan canciones de rap en TikTok y corrían de orilla a orilla.

“Jugábamos una variedad como las escondidas, ‘corruptos’ que es un juego que él inventó, a veces nos sentábamos a platicar”, comentó el pequeño.

'QUE NO LE PASE A NADIE MÁS'

Eduardo Salomón Puertos, papá de Lalo, deseó que ya nadie sea víctima de desapariciones y asesinatos.

“Dios quiera que lo que me pasó a mí, no le pase a nadie más, que las autoridades tomen cartas en el asunto en cualquier caso, que den respuesta a tiempo”, pidió.

“Deseo que Dios dé fuerzas a los familiares de personas desaparecidas para que sigan buscando hasta encontrar a los suyos”.

Este 8 de febrero, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, informó la detención de una persona por el hecho.