DIVERSIÓN TOTAL

Junto a sus hijos, Doménica y Emiliano Gebara, Pamela Jean se divierte en un shooting mientras recuerdan lo más importante de estas fechas

Cuando Pamela Kaim le planteó la idea de realizar una sesión en pijamas junto a sus hijos, Pamela Jean pensó en lo divertido que sería y dedicó tres días a buscar el outfit ideal para tener este recuerdo toda la vida.

“Como mamá, quieres verlos divinos y preciosos, vestidos perfecto con zapatos y prendas padres y ellos prefieren un disfraz o algo más cómodo, y, ésta, al ser con ropa de dormir, les causó emoción, pensaron que era una pijamada de Navidad y la sesión parte del juego. Los entusiasmó y fue mucho más fácil conquistar su voluntad”, platicó la escritora.

Además de estas piezas, añadió unos gorritos del mismo material para hacer aún más amena la dinámica con Doménica y Emilano Gebrara, de 5 y 2 años y medio, respectivamente.

“Con niños chiquitos siempre estás nerviosa en este tipo de actividades porque pueden llorar, estar inquietos o no querer participar, es el doble de planeación en tiempo y esfuerzo, pero, al llegar, Doménica fue la más emocionada con las fotos, Pam le tomó varias sola porque modelaba y hacía cara de traviesa; después Emiliano y yo nos integramos y todo fue muy divertido”, comentó la también conferencista.

Uno de los detalles que resalta de Kaim es su habilidad para comunicarse con los menores, ya que en una ocasión, les dio una galleta con la que interactuaron.

Comparte que ésta es la primera ocasión que realiza una sesión de este tipo y la volvería a hacer en el futuro junto a su esposo, Tony Gebara.

“Procuro mantener sus hábitos, como son chicos, es importante para que mi esposo y yo tengamos tiempo para nosotros, platicar o cenar. Una de las principales cosas es su horario de dormir en vacaciones, a más tardar a las 20:30 están en la cama y, como son días en los que tienen mucha actividad por no estar en la escuela, terminan cansados más temprano”, declaró la especialista en comunicación asertiva, inteligencia emocional, imagen pública y desarrollo humano.

Uno de sus más grandes recuerdos es que en su niñez festejaban Noche Buena en casa de sus abuelos y, desde que no están, celebra con posada, brindis y regalos un par de días antes, pues su esposo cumple años el 23.

En esta temporada desea transmitir a sus hijos la gratitud, porque se debe agradecer por lo bueno, lo malo, lo que duele y lo que no salió como se esperaba.

“Es uno de los más grandes regalos que quiero que tengan, no debe ser algo que se realice una vez al año; también procuro hacerles obsequios simbólicos, debemos respetar el planeta y procurar menos el consumismo, todo lo que vivimos alrededor de la pandemia es un llamado a nuestros malos hábitos”.

En estas fechas debemos recordar que hay que voltear hacia adentro, a veces nos perdemos demasiado en el exterior que nos dejamos deslumbrar por lo que hay alrededor de estas fiestas; la verdadera luz está en el interior”.

PAMELA JEAN

NOCHE ESPECIAL

Samantha Guevara, sus hijos, Lucía y Jaime, y Juan Zepeda congelan una de sus épocas favoritas

Año con año, la empresaria española, radicada en Ciudad de México, Samantha Guevara, y sus pequeños, Lucía y Jaime, comparten la ilusión de tener un recuerdo gráfico de las fiestas.

Sin embargo, para esta ocasión, la madre de familia no quería la típica foto, por lo que, posar con una temática distinta le pareció una idea genial y, al mismo tiempo, con esto palomeó una de las cosas que les faltaba por hacer este diciembre.

“Entre nuestros imperdibles está la llegada de los elfos, con sus travesuras todos los días, pues a mis hijos les da mucha emoción descubrir qué hicieron durante la noche, también el arbolito y las galletas, ya hemos hecho todo”, mencionó la emprendedora.

Por otro lado, Samantha comparte que esta vez no sólo le surgen sentimientos alusivos a las fiestas, sino que también se encuentra contenta por la llegada del empresario Juan Zepeda a sus vidas, de quien destaca su adaptación a la dinámica familiar con sus pequeños.

“Ha encajado sorprendentemente bien y muy fácil, ha sido increíble ver cómo se ha dado todo de bien y rápido, es algo muy grato”, expresó, “estoy muy agradecida por todo lo bueno que me ha pasado”

Doy gracias a la vida por permitirme seguir viendo crecer a mis hijos cada año y disfrutarlos con salud”.

SAMANTHA GUEVARA

REINA DE FAMILIA

Antonina Jourdain se divierte junto a Alejandro, Santiago y Nicolás Ortega

Como mamá de tres hijos varones, Antonina Jourdain ha tenido que ingeniárselas para establecer un vínculo divertido y de confianza dentro de su familia, principalmente, tras la pandemia.

Aprovechando las festividades, se unió con sus pequeños a las familias que optaron por unas fotos divertidas, convirtiendo así su día en uno mágico, pues después de haber posado, continuaron en su papel, ya que decidieron no quitarse las pijamas durante toda la tarde y aprovechar para tomar leche y galletas.

“Trato de proyectar una maternidad sin juicios hacia los demás; ahorita, en este mundo de las redes sociales, en el que todos tienen la razón alrededor de la crianza, y cada cual opina y tiene una voz, siento que en lugar de a veces abrirnos a la empatía nos hemos cerrado”, dijo la cofundadora del blog Madre Tribu.

La emprendedora comparte que de la mano de su esposo, el músico Alex Midi, ha creado un entorno con costumbres que los acercan, como decorar el árbol y, mientras lo hacen, escuchar un disco navideño Charlie Brown.

“Ahora que van a la escuela hemos recobrado esa amistad y un nexo entre mamá e hijos que había cambiado por la pandemia: espero un 2022 bueno para todos, con salud y armonía familiar”, comentó Antonina.

“Surgen sentimientos de unión y logros, pues el 2021, para mí, fue un año muy bueno profesionalmente hablando”.

Una de nuestras tradiciones en este tiempo es ir a Coyoacán a comprar nuestro árbol, nos gustan los naturales; Alex, mi esposo, siempre pone el disco de vinilo de Charlie Brown y sacamos todas las esferas”.

ANTONINA JOURDAIN, cofundadora del blog Madre Tribu

COMPLICIDAD FRATERNAL

Paula y Mariana Marcellini recuerdan sus cenas del 24 más especiales

Aunque para las hermanas Paula y Mariana Marcellini no hace falta que sea una ocasión importante para estar juntas y hacerse fotografías, el que puedan realizarlo en estos días de fiesta es algo que las llena de ilusión.

“Me encanta esta época del año, porque es cuando nos juntamos en familia y no hay nada como el disfrutarla”, platicó Paula, quien es actriz, “amo gozar al lado de ella, ya que para mí no hay nada más importante”.

Pasar Navidad en familia es el mejor regalo; mi hermana es una persona sumamente alegre y positiva, siempre estamos la una para la otra”.

MARIANA MARCELLINI

Fue así que fotografía tras fotografía, las hermanas disfrutaron de un instante especial, ya que al calor de sus pijamas iguales, ambas entraron en un emotivo y cómodo momento de reflexión acerca de qué es lo que añoran de las navidades que se fueron.

“Tenemos demasiados recuerdos de cuando éramos niñas, siempre estábamos con cada uno de mis primos y disfrutábamos todo”, recordó Paula, “eran reuniones en las que convivíamos de una manera muy divertida, pues somos muchísimos”.

Finalmente, el dúo se dijo listo para volver a revivir las memorias de su infancia mientras come algunos de sus platillos imperdibles que preparan en su casa.

Somos muy unidas, mi relación con mi hermana es de mucho amor, amistad y confianza”.

PAULA MARCELLINI