¿LE CORTÓ RUSIA EL SUMINISTRO DE GAS A EUROPA?

No. Lo que ha hecho Rusia es reducir drásticamente los envíos de gas. Incluso antes de la invasión a Ucrania.

El Kremlin no estaba vendiendo gas en el mercado a corto plazo. Una vez que la UE impuso sanciones a bancos y compañías rusas y empezó a enviar armas a Ucrania, Moscú le cortó el suministro de gas a seis países y lo redujo para otros seis.

El flujo de gas a Alemania por el gasoducto Nord Stream 1 pronto disminuirá en un 80 por ciento debido, según Gazprom, a problemas técnicos. Ello después de temores de que el flujo no se reanudaría del todo tras 10 días de reparaciones.

Nord Stream 1 es un gasoducto que bombea gas desde Rusia, pasando por debajo del Mar Báltico, hasta Alemania.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, declaró que la interrupción de suministros de gas por el Nord Stream 1 se debe a que una parte se dañó y tuvo que ser enviada a Canadá para ser reparada, además de otro componente que tuvo que ser apagado porque no funcionaba bien.

Los europeos rechazan el argumento de que se trata de problemas técnicos.

"Rusia está tratando de reducir el gran apoyo que tiene la causa de Ucrania y de crear divisiones entre nuestra sociedad (...) con tal fin de provocar incertidumbre y hacer subir los precios.

Robert Habeck, Ministro de Economía alemán

¿QUÉ ESTÁ HACIENDO AHORA LA UE?

La UE está ahora en apuros para conseguir gas antes del invierno, cuando aumenta la demanda y las compañías eléctricas usan sus reservas para fines de calefacción y generación de electricidad.

El bloque se ha fijado como meta usar menos gas ahora para garantizar las reservas para el invierno. Las reservas de gas europeas ahora están llenas a solo 65 por ciento, pero la meta es aumentarlas a 80 por ciento para noviembre.

La UE ha recurrido al gas natural licuado, que es más caro, pero viene en buques desde Estados Unidos o Qatar. Alemania está acelerando sus planes de construir terminales de gas natural en su costa sobre el Mar del Norte, pero eso tardará años.

El primer terminal marítimo capaz de procesar el gas natural deberá entrar en funcionamiento en el futuro próximo.

Pero el gas natural por sí solo no resolverá el problema. Las plantas procesadoras del mundo ya están funcionando a plena capacidad y no hay más fuentes de gas. Una explosión en unas instalaciones en Freeport, Texas, que enviaban gas hacia Europa causó una disminución de 2.5 por ciento en el suministro europeo de un día para otro.

¿QUÉ PUEDE HACER EUROPA AL RESPECTO?

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), ajustar un acondicionador de aire solo un grado Celsius, o unos dos grados Fahrenheit, más caliente podría reducir la cantidad de electricidad utilizada en un 10 por ciento al año.

Nick Eyre, profesor de política energética y climática en la Universidad de Oxford, dijo que los Gobiernos pueden dar ejemplo.

El público en general, señaló, podría no responder bien a los políticos que les dicen cómo vivir sin hacer cambios ellos mismos.

Ajustar el termostato más bajo en invierno en solo un grado centígrado para los edificios en Europa podría ahorrar hasta 10 mil millones de metros cúbicos de gas, el equivalente a la demanda anual de gas de Austria.

Otra acción que se podría implementar es incentivar el transporte público haciéndolo más barato y fomentando otras opciones de movilidad, como caminar o andar en bicicleta, podría ahorrar alrededor de 330 mil barriles diarios de uso de petróleo, según la AIE.

Ese número podría aumentar si los empleadores brindan flexibilidad en las horas de trabajo o permiten más días de trabajo desde el hogar.

Algunos países de Europa ya lo están haciendo. A partir de junio y al menos hasta agosto, Deutsche Bahn, la compañía ferroviaria nacional alemana, ofrece pases de transporte público ilimitados por el equivalente a unos 9 dólares al mes, como parte de los planes para mitigar los efectos de la inflación.

Irlanda e Italia también redujeron las tarifas del transporte público para ciertos grupos, como adultos jóvenes, estudiantes y trabajadores.