LUJO ORIGINAL

Alejandro Sordo, Yvonne Sacal, Pedro Friedeberg y Carlos Sacal

Estoy contento porque fue un trabajo armonioso, me da gusto que se hizo todo aquí con orfebres mexicanos”.

Alejandro Sordo, fundador de Melanóforis

El escultor, pintor y muralista mexicano Pedro Fiedreberg es una fuente inagotable de creatividad, prueba de ello fue el lanzamiento de su nuevo proyecto, en el que logró fusionar la visión artística que lo caracteriza con la elegancia de la joyería.

“Conozco bien su obra, es el último de los grandes surrealistas mexicanos; me encanta su manejo combinado de lo abstracto con su corriente pero, adicionalmente, conduce las extremidades del cuerpo humano, manos y pies, de una manera singular, creo que única”, dijo el politólogo Sergio Martínez Chavarría.

Sergio Martínez Chavarría y Alejandra Roldán, Luis Rodolfo y Alejandro García

Lo que me gusta de la joyería son los elementos particularmente geométricos”.

Sergio Martínez Chavarría, politólogo

Moisés y Celia Sacal

Durante la presentación de la colección llamada melanórfosis, los asistentes, además de convivir en torno al tema del arte y accesorios de lujo, disfrutaron de un coctel con música en vivo.

Viviana Corcuera y Martín Olavarrieta

Asimismo, para dar los pormenores de este concepto original, se dieron cita las mentes que colaboraron desde mayo de este año para dar forma a esta idea, como lo fueron Pedro Friedeberg, la familia Sacal, Alejandro Sordo y Carlos Espino.

“La experiencia de trabajar al lado de Friedeberg fue maravillosa; el maestro es un encanto de persona, divino y bueno, hemos tenido una muy buena relación con él”, mencionó la historiadora en arte y una de las encargadas de la fabricación de la colección, Yvonne Sacal.

Carlos Espino

Con seis piezas en su introducción, la sala donde se exhibieron estas obras deslumbró a prácticamente todos, pues además, un común entre casi todos los invitados fue la fascinación por este tipo de elementos de moda para completar el estilo de cada uno.

“Me fascina la joyería, los aretes son muy importantes para mí, fundamentales, así como los dijes y anillos me parecen algo muy padre”, compartió Leticia Fillat, quien además expresó su gusto por la reanudación de este tipo de veladas tras la pandemia.

“Son increíbles estos encuentros, creo que el arte es el punto donde convergen todos los sentidos, a partir de éste se puede dar pie a cualquier tipo de sentimiento y creación de distintos tipos”.

Napoleón y Leticia Fillat

El nombre que da pie a esta colección es ‘Melanórfosis’, que a su vez es un concepto planteado por Friedeberg y que se refiere al tercer grado de iniciación en la antigua religión Helénica, con bases en el zoroastrismo.