ÉPOCA DE REFLEXIÓN

Aunque siempre estuvo involucrado con el mundo del arte, Rodrigo Roji había encontrado en los tatuajes la manera de expresar su creatividad durante los últimos años; sin embargo, el tiempo de cuarentena lo hizo probar con otras disciplinas artísticas. 

“Es la primera vez que hago una exposición; hace seis años me enfoqué a ser tatuador, pero, ha consecuencia de la pandemia empecé a retomar la pintura”, platicó, “desde que empezó, hasta ahora, había estado trabajando gran formato, pero todo lo producía y lo vendía. Entonces, es la primera vez que junto varias piezas y las exhibo”.

Marisa Drexel

“Always Somewhere Else”, como se tituló la muestra de nueve creaciones, que incluyó pintura y escultura, se presentó en Not a Gallery un espacio en el centro de la Ciudad, donde un reducido número de invitados asistieron a conocer el trabajo del artista y felicitarlo. 

“Tuve la oportunidad de ver el proceso en diferentes etapas. El caos, todo el esfuerzo que puso y el estrés por el que pasó, por ello ver esto ya en forma está súper padre”, expresó el restaurantero Rafael del Río. 

Paulina de la Paz y Rafael del Río

Además de la exhibición, Rodrigo presentó también un proyecto de juguetes basados en “R”, un personaje que creó cuando estudiaba y que también sirvió de inspiración para sus esculturas. 

Ximena y Corina Cubel

Los invitados aprovecharon el momento para ver con detenimiento cada una de las obras e, inclusive, se tomaron fotografías con algunas de ellas. 

“Me gustó mucho su propuesta, porque es muy contemporánea. Mezcla temas como las redes sociales y las marcas con la persona”, comentó la cinefotógrafa Paula Muraira.

Paula Muraira y Peta Batchelor

Para Rodrigo, lo más importante era retratar la imposibilidad de las nuevas generaciones de estar en el presente, una característica que, para él, se potencializó debido a esta situación de confinamiento. 

No es crítica, es simplemente una cuestión de hablar de algo que pasa en esta generación, que es que está constantemente en el teléfono, queriendo estar en otro lado”.

Rodrigo Roji, artista

Jos Gozain