NOCHE DE DESTILADOS

Renata Ochoa y Lucila Aranda

 

Un reducido número de sibaritas se reunió en una velada gastronómica, la cual tuvo diferentes destilados como protagonistas, en honor al primer maestro tequilero de quien existe registro, don Lázaro Gallardo.

“Él fue el inventor, en 1857, de un proceso conocido como selección suave, entonces, por esta aportación científica se le dio ese nombramiento”, explicó Óscar Ardid, gerente de educación y experiencia de marca de José Cuervo.

“Fue un hombre muy exitoso, hacendado, químico, abogado, minero y empresario, puso las bases de lo que hoy es el tequila, parteaguas para la industria nacional”.

María Pallarès y Óscar Ardid

 

Por ello, la firma Gran Centenario nombró a una botella de su portafolio con el apellido del líder mexicano nacido en Irapuato, la cual tiene un valor de casi 10 mil pesos.

Mariana Braun y Fernando Pandal

Me encantó el maridaje; este nuevo tratamiento a la bebida de los mexicanos, el tequila, es extraordinario".

MARIANA BRAUN, LOCUTORA

La presentación de esta bebida se realizó en el restaurante Les Moustaches con motivo de la innovación en su elaboración, pues este producto es terminado en barricas de vino de Burdeos, Francia.

“El maridaje fue espectacular, aún cuando son dos culturas completamente distintas, vimos cómo el tequila queda perfecto con la comida francesa”, mencionó la publirrelacionista María Pallarès.

Me gustó muchísimo la experiencia, fue una fusión entre lo mexicano y lo francés; todo estuvo súper cuidado”.

MARIANA CASTRO

Luego del banquete, también integrado por ensalada césar, sopa de cebolla y pato a la naranja, la velada concluyó con la degustación, en solitario, de la nueva joya de la marca.

MARIDAJE ÚNICO

Con distintos tequilas, el grupo de sibaritas probó un menú que consistió en sopa de cebolla, pato a la naranja
y créme brulée.

Fotos: Grupo REFORMA