PRIMEROS AÑOS

El actor Ignacio López López (su nombre real) nació el 15 de enero de 1925, en la Ciudad de México. Su madre se llamaba Ignacia López Herrera y su padre Alfonso López Bermúdez, quien era militar y formó parte del último levantamiento revolucionario en contra del gobierno. 

Tras fallar en un levantamiento de armas, López Bermúdez estuvo a punto de ser fusilado, sin embargo, logró escapar y cambiar de oficio para ser jefe de la oficina de correos. Sus oficios provocaron que junto a su familia viajara a diferentes estados, como Veracruz, Sonora, Guadalajara y Estado de México.

En su juventud, Ignacio estudió en diferentes instituciones, entre ellas el Seminario Menor de Temascalcingo, donde estuvo cuatro años, abandonándolo debido a que no tenía vocación para ser sacerdote.

Cuando cumplió los 18 años, realizó su servicio militar durante un año en un cuartel, donde llevó una vida como soldado y llegó a obtener el grado de Sargento Primero. Al salir de ahí se fue a Estados Unidos, al pueblo de Merced, en California, para trabajar como bracero en la cosecha de uva y naranja, lo que le provocó una lesión en su espina dorsal.

PASIÓN POR EL TEATRO

Durante su proceso de recuperación por aquella lesión en la espalda, el escritor mexicano Xavier Villaurrutia fue la inspiración de Ignacio para que este se dedicara a leer varias de sus poesías y obras de teatro. Tras recuperarse, encontró un anuncio que decía que Villaurrutia era profesor del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) e ingresó como oyente a varias de sus clases.

Tras demostrar una gran pasión por el escenario, el escritor recomendó a Ignacio con el fundador del grupo Teatro Estudiantil Autónomo (TEA), Xavier Rojas, con quién realizó teatro popular y hacían presentaciones al aire libre en las calles, plazas, parques, mercados y diversos puntos de la capital mexicana. 

En 1950, hizo su debut teatral como estudiante en la obra El Sueño de una Noche de Verano y un año después, de manera profesional, con Nacida Ayer.

Previous
Next

TRIUNFA EN EL CINE

Tras ser un éxito en el teatro, Ignacio López fue llamado a participar en la pantalla grande y se asoció a una compañía de cine. Su primera actuación fue en 1954, en la película La Desconocida, dirigida por Chano Urueta, donde interpretó a un inspector de policía.

A pesar de que su primera cinta no fue muy de su agrado, continuó trabajando en coestelares de poca trascendencia, hasta que en 1958 formó parte del elenco de Nazarín, de Luis Buñuel.

En 1959, el actor se enteró que la empresa de la que formaba parte llevaría a cabo la producción de Macario, basada en el cuento de “El Ahijado de la Muerte” y quiso formar parte de esta debido a que conocía la historia a la perfección, pues su padre se lo contaba de niño.  

Aunque en un inició estaba planeado que Pedro Armendáriz  fuera el protagonista, este no pudo realizarla porque tenía un contrato en Europa, y fue Gabriel Figueroa quien al final decide contratar a López Tarso, alcanzando éxito mundial. La cinta le dio la primera nominación de la historia a México en la categoría de Mejor Película Extranjera en el Óscar.

Su notoriedad hizo que formara parte de la Época de Oro del cine mexicano. A lo largo de su carrera cinematográfica compartió créditos con actores de la talla de Dolores del Río, Marga López, Carlos López Moctezuma, Elsa Aguirre, Luis Aguilar, Katy Jurado, Pedro Armendáriz, María Félix, Emilio “El Indio” Fernández, entre otros.

DEDICACIÓN A LA MÚSICA

López Tarso también se dedicó a la música y grabó varios discos, en los cuales declamó versos y corridos que hablaban sobre la Revolución Mexicana.

Sus discos adquirieron éxito relevante, ya que son un clásico dentro de las grabaciones sobre folclor mexicano.

Entre sus piezas más destacadas se encuentran: 

  • “Yo soy el Corrido”
  • “Muerte de Emiliano Zapata”
  • “Caballo Prieto Azabache”
  • “Doña Elena y El Francés”

SU GRAN AMOR

Ignacio López Tarso estuvo casado con Clara Aranda López, a quién conoció cuando era portero de su tío José López Bermúdez, en sus oficinas del PRI.

La pareja estuvo casada durante 50 años, desde 1950 hasta el año 2000. Su mujer falleció a causa de enfisema pulmonar.

Tuvieron tres hijos:

  • Juan Ignacio Aranda: nació el 6 de febrero de 1962; actualmente se dedica a la actuación y esta casado con Leticia Montaño.
  • Susana López: es escritora, crítica de cine y periodista mexicana. Escribió un libro biográfico de su padre, “Hablemos de Teatro”.
  • Gabriela López: se ha mantenido alejada del mundo del espectáculo y se desconocen sus actividades.
Previous
Next

ENFERMEDADES

En 2016, Ignacio fue intervenido quirúrgicamente para extirparle un tumor que se encontraba en su estómago; el procedimiento fue complicado y provocó que el histrión estuviera en terapia intensiva, además de permanecer 20 días en el hospital.

En 2019, fue internado durante 12 días por problemas respiratorios. Su hijo, Juan Ignacio Aranda, detalló que no fue nada grave, sólo tos con flemas e hinchazón en los pies.

Un año después, el actor nuevamente presentó complicaciones en su respiración; señaló que en ocasiones se asfixiaba y utilizaba un tanque de oxígeno; a pesar de ello dijo que no era una situación alarmante.

DESCANSE EN PAZ

Nombre: Ignacio López López.

Nacimiento: 15 de enero de 1925 en Ciudad de México, México.

Fallecimiento: ..

Curiosidades: Su nombre artístico fue inspirado por San Pablo Apóstol, quien era originario de la ciudad de Tarso y por eso le decían “Pablo de Tarso”; es por ello que decidió solo sustituir su segundo apellido por “Tarso”.

Hijos: Juan Ignacio Aranda, Susana López y Gabriela López.