UNA CARRERA MULTIFACÉTICA

Más allá del temblor de madrugada, este jueves 22 de septiembre otra noticia cimbró a México: Jorge Fons Pérez, uno de los cineastas más reconocidos e importantes del País, había fallecido a los 83 años, según informó el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).

Nacido en Tuxpan, Veracruz, el 23 de abril de 1939, Fons inició su carrera en teatro, involucrándose con varios grupos escénicos con los que trabajó en obras radiofónicas. Durante esta etapa logró ganar un concurso teatral sobre Lope de Vega, a la vez que se volvió asistente de dirección del maestro José Luis Ibáñez.

También se prueba como director en el entarimado, con montajes como El Corrido de Pedro Damián, de Héctor Azar, y la ópera Orfeo, de Monteverdi. Sus grandes mentores, además de Ibáñez, fueron Seki Sano y Enrique Ruelas.

A la par, Jorge Fons comenzó a interesarse por el séptimo arte, al convertirse en asistente de dirección de Esther Morales en el corto Pulquería La Rosita (1964), que también escribió. En 1966, fue uno de los primeros realizadores egresados del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM. También logró asistir a Juan Ibáñez en Los Caimanes (1966), y a Arturo Ripstein en La Hora de los Niños (1969).

Apenas dos años después de graduarse, en 1968, se lanzaba a realizar su debut en la pantalla, con el segmento La Sorpresa, de la película Trampas de Amor, que obtuvo una Diosa de Plata.

Le siguió, en 1970, su primer largometraje de corte independiente, El Quelite, con un guión del propio Fons, adaptado de la obra homónima de Alfonso Anaya. La película se enfoca en un macho jefe de bandoleros (Manuel López Ochoa) que experimenta peculiares reacciones eróticas cuando escucha la canción “El Quelite”.

"Si he de ser sincero, para mí es mucho más interesante El Quelite. Es una idea que no me gustaba pero que acabó cautivándome. Esta tramada a base de un humorismo muy grueso y para mí constituyó una experiencia importantísima. Me obligó a manejar recursos que no son los míos".

Jorge Fons, a la autora Beatriz Reyes Nevares, en su libro "Trece Directores del Cine Mexicano"

Ese mismo año participó en la película Tú, Yo, Nosotros con otro cortometraje Nosotros, por el cual su nombre empezó a hacer ruido en círculos especializados, en especial luego de ganar el Ariel de plata a la Mejor Dirección. Además, ese año estuvo nominado a dos Arieles más, por Argumento Original y Guion.

En 1973, los reflectores iluminaron de lleno a Jorge Fons con el lanzamiento de su largometraje Los Cachorros, con Carmen Montejo y José Alonso a la cabeza, sobre un hombre que crece traumado tras haber sido mutilado durante su infancia. Fue considerado un avance importante en su joven carrera.

Le siguió el segmento Caridad, del tándem fílmico Fe, Esperanza y Caridad, por el cual fue nominado al Ariel de nueva cuenta como Mejor Director y por Mejor Película. A la fecha, el filme es considerado como uno de los más importantes en la cinematografía de México, y el inicio del estilo característico de Fons.

"Jorge Fons nos propuso un cine de ruptura, crítico y social, que ahora nos es más necesario que nunca, en películas como 'Los Albañiles' y 'Rojo Amanecer' y muchas más".

IMCINE, tras dar a conocer su fallecimiento este 22 de septiembre

Tras crear varios clásicos del cine mexicano, como Rojo Amanecer, que fue duramente censurada por el gobierno de México, Jorge Fons dio el salto a la televisión, donde conformó un nutrido currículum en producciones y telenovelas como La Casa al Final de la Calles, El Vuelo del Águila, Mi Corazón es Tuyo y Sueño de Amor, en 2016, considerado como su último trabajo tras las cámaras.

Entre otros logros importantes, en marzo de 1971, el cineasta ingresó a Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), y en 1986 se convirtió en secretario general de la Sección de Autores del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC).

De 1998 a 2002 fue presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), encargados de entregar los premios Ariel. En 2011, junto a la actriz Ana Ofelia Murguía, Fons se hizo acreedor a un Ariel de Oro por su larga trayectoria tras las cámaras.

SUS MEJORES PELÍCULAS

Con apenas 29 créditos en su historial, de acuerdo con el portal IMDB, la mayoría divididos entre televisión, documentales y cortos experimentales, la carrera de Jorge Fons como director de largometrajes es realmente destacable.

Fe, Esperanza y Caridad (1974)

Dirigido por Luis Alcoriza (responsable del segmento “Esperanza”), Alberto Bojórquez (“Fe”) y Jorge Fons (“Caridad”), este tándem se mantiene como una pieza importante en la cinematografía nacional. En su corto, Fons contó con Katy Jurado, Julio Aldama y Sara García en los estelares, para narrar los efectos que la caridad de una anciana millonaria tiene en un grupo de personas, entre ellos, el martirio de una viuda que sufre varios abusos burocráticos para rescatar el cadáver su marido y así poder velarlo.

Cinco Mil Dólares de Recompensa (1974)

Un western mexicano con un guion de Arturo Ripstein, y un reparto multiestelar con nombres como los de Claudio Brook, Jorge Luke, Pedro Armendáriz Jr., Silvia Pasquel y Gabriel Retes, entre otros. Difícil de conseguir hoy en día, la cinta nos muestra el pueblo de Goldfield City, el cual vive en la anarquía. No hay sheriff y el alcalde Baker (Brook) debe soportar una banda de forajidos liderada por el malvado Kotin (Sergio Kleiner).

Los Albañiles (1976)

Ignacio López Tarso, Katy Jurado, Salvador Sánchez y Adalberto Martínez “Resortes” protagonizan este clásico mexicano, basado en la icónico novela homónima de Vicente Leñero, sobre un velador que es asesinado en una obra en construcción y las distintas versiones de lo ocurrido que dan sus allegados. La película recibió el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Rojo Amanecer (1989)

Narra en un solo espacio (el departamento de una familia de clase media en la Plaza de las Tres Culturas) las atrocidades ocurridas durante la Masacre de Tlatelolco, en la Ciudad de México, la noche del 2 de octubre de 1968. Basada en testimonios de testigos y víctimas, la cinta retrasó su estreno por presión del gobierno. Protagonizada por Héctor Bonilla, María Rojo, Demián y Bruno Bichir y Eduardo Palomo, ganó varios premios, entre estos dos Arieles, a Mejor Dirección y Mejor Película.

El Callejón de los Milagros (1995)

Adaptada de la novela del escritor egipcio Naguib Mahfouz y escrita por Vicente Leñero, la película trata temas complejos como la homosexualidad, la clase media baja de la Ciudad de México y la vida de muchas personas hundida en la pobreza. Fue aclamada por la crítica internacional, obteniendo 11 premios Ariel, incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección para Fons. Ganó una mención especial en el Festival de Cine de Berlín y el galardón a Mejor Película Extranjera de Habla Hispana en los Goya.

El Atentado (2010)

La última película dirigida por Jorge Fons. Se basó en la novela “El Expediente del Atentado” (2007), del escritor mexicano Álvaro Uribe, sobre el intento de asesinato contra Porfirio Díaz, ocurrido el 16 de septiembre de 1897. Fue uno de varios filmes lanzados para celebrar el Bicentenario de la Independencia de México. En los estelares destacan José María Yazpik, Irene Azuela, Daniel Giménez Cacho y Julio Bracho. Fue nominada a cinco premios Ariel, de los cuales sólo obtuvo el de Mejor Vestuario.