APAN, Hidalgo.- Enamorado de su país, lo que más disfruta Julio Uribe de México es el campo, pues en éste se crió y ahora forma parte de la cuarta generación de hacendados pulqueros de su familia.

“Soy muy bendecido, he tenido una vida privilegiada; los fines de semana visitábamos la hacienda de mi abuelo, luego, en la adolescencia, mi papá puso una ganadería de toros bravos, ahí me adentré al mundo taurino con 15 años de edad”, compartió el empresario.

Del mismo modo, Julio tiene una gran conexión con las raíces estadounidenses de su mamá, Lisa Curn, originaria de Ohio, con lo cual pudo comparar a las dos naciones y escoger a México.

“Soy orgullosamente nativo de América porque mis orígenes, para donde lo veas, están dentro del mismo continente; admiro el nacionalismo de los estadounidenses, es una sociedad con muchas virtudes, sin embargo, ahora, por nada salgo de mi País”, comentó el joven de 33 años. 

Envuelto en dos culturas, el egresado de la Universidad Anáhuac México Norte decidió continuar con su legado paterno y, en 2015, la compañía constructora que él fundó, Desarrolladora DU, adquirió uno de los proyectos más importantes de tu trayectoria, Hacienda Zotoluca. 

Este lugar fue construido en 1570 para la ganadería y cultivo; posteriormente, para producción de pulque, al igual que las cerca de 15 haciendas que existen en un perímetro de 30 kilómetros dentro de este municipio de Hidalgo. 

Durante el porfiriato, la Zotoluca sería remodelada por el arquitecto Antonio Rivas Mercado, creador del Ángel de la Independencia, pero la Revolución Mexicano lo impidió; no obstante, un siglo después, Julio lo hizo realidad.  

“Tuvimos la suerte de encontrar los planos originales y nos acoplamos a realizar el diseño exacto, porque cuando la adquirimos estaba en ruinas, ahora, la reconstrucción ya va en un 80 por ciento y para dentro de un año estará completa”, dijo el amante de los caballos. .

La vestimenta de Julio se basa en la comodidad para realizar su trabajo, con toques fashion que retoma de figuras del cine de oro mexicano, como lo es el uso del paliacate en el cuello.

A través de este destino campirano, el cual se inauguró en 2020 como hotel boutique, el empresario busca reactivar la industria pulquera de la región para aportar a la economía local y preservar dicha tradición.

“Busco dos cosas: primero, reforestar el campo con el maguey, éste produce tres veces más oxígeno que los árboles, además de que evita la erosión de la tierra; segundo, explotar las bondades de este producto”, platicó. 

“Soy realista y comprendo que en el mercado existen diversas bebidas posicionadas, entonces, si la gente no lo va a tomar, que se lo unte, que se vaya a la industria cosmética; busco industrializarlo de una u otra manera”.

Pleno y en continuo crecimiento, agradeció el apoyo que ha tenido de sus padres, así como la labor altruista que éstos le inculcaron, pues, desde hace años, su familia apoya a la Casa Hogar “La Divina Providencia” y a Ciegos Fundación Hidalguense. 

“Es un recordatorio para no desperdiciar ni un solo segundo de la vida, lo que hagas, hazlo bien, con orgullo y un sentido, pues hay mucha gente que daría todo por lo que tú tienes; así es como mantengo los pies en la tierra”, mencionó. 

 

"Me he partido el lomo toda mi vida para estar aquí y aún así tengo claro que me falta mucho para llegar más lejos junto a mi comunidad, pues no se trata de egocentrismo”.

Julio Uribe

Conócelo

+ Edad: 33 años

+ Estudios: Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Anáhuac México Norte 

+ Ocupación: Director de Hacienda Zotoluca 

+ Pasatiempos: Montara caballo, dibujar y platicar con la gente del campo 

persona que más admira es su papá, quien le enseñó a montar a caballo cuando niño y, desde entonces, el joven es amante de los deportes y actividades con equinos, como el polo.