NARCOFUTBOL

En el 2003, los empresarios Jorge y Alejandro Vázquez Mellado, junto con la Caja Libertad, adquirieron el club Gallos Blancos de Querétaro.

Meses más tarde, se reveló que el colombiano Paul Solórzano Lozano, un presunto lavador de dinero del narcotráfico que usaba el alias de Giovani de Ávila Morantes, estuvo a cargo de la liquidación de adeudos a los jugadores despedidos, tras la compra del equipo.

LAVADO Y CASINOS

Los hermanos Francisco Javier y Óscar Rodríguez Borgio, propietarios de las casas de apuestas Big Bola, fueron señalados como accionistas de la Caja Popular Libertad.

De acuerdo con un expediente, sus compañías Grupo Queroil, Gasolineras Grupo Mexicano, Grupo de Gasolineros de México e Inmobiliaria GGM supuestamente lavaban dinero del “huachicol” en la Sofipo y los casinos.

En el 2014, la PGR congeló las compañías gasolineras.

OCEANOGRAFÍA Y DESPOJO

La empresa Oceanografía del empresario Amado Yáñez adquirió Gallos Blancos y compró acciones de la Caja Popular.

Martín Díaz Álvarez, socio de Yáñez, fue nombrado presidente del Consejo de Administración de Caja Libertad.

En junio de 2014, Díaz Álvarez fue acusado de despojo por socios fundadores.

A los pocos días, un juez federal ordenó su aprehensión, pero por el Caso Oceanografía, donde le imputaron haber presentado documentos falsos para obtener un crédito de Banamex por más de 5 mil millones de pesos.

COLLADO Y LA SIMULACIÓN

En el 2015, el abogado Juan Ramón Collado Mocelo asumió el cargo como presidente del Consejo de Administración de Caja Popular Libertad.

El 9 de julio de 2019 fue detenido acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada por la supuesta simulación de la compra del edificio de la Caja Libertad en Querétaro, operación por la que habría recibido 24 millones de pesos.

Operadora de Inmuebles del Centro fue la empresa que vendió en forma simulada a Caja Libertad el edificio donde hoy tiene su sede en la Ciudad de Querétaro, por una suma de 156 millones de pesos, más los impuestos

Según la FGR, cuando la sociedad financiera popular pagó por la adquisición de este inmueble, la vendedora utilizó el dinero para transferirle 24 millones de pesos a Collado.

MÁS DETENIDOS

En septiembre de 2019, la Fiscalía General de la República detuvo en San Luis Potosí a José Antonio Rico Rico (foto), ex presidente del Consejo de Administración de Caja Libertad, y a su compadre José Antonio Vargas Hernández, por el caso que llevó a la cárcel a Collado.

IMPLICAN A EX PRESIDENTES

Sergio Hugo Bustamante Figueroa, testigo estrella de la Fiscalía General de la República (FGR) contra Juan Collado, declaró que los ex Presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, así como el entonces Gobernador queretano, Francisco Domínguez, eran los “verdaderos dueños” de Caja Libertad.

 

LIBERTAD POR LIBERTAD

El ex consejero Jurídico de Presidencia, Julio Scherer Ibarra, impuso  a Collado como condición para salir de la cárcel vender Caja Libertad a Banca Afirme, propiedad de su amigo Julio César Villarreal Guajardo, en una cuarta parte de su valor real.

La venta sería en 900 millones de pesos, aunque su último avalúo era de más de 3 mil 570 millones.