'UY QUÉ MIEDO'

La más reciente respuesta a Estados Unidos la dio este miércoles López Obrador, en medio de risas y al ritmo de música tropical.

Mientras hay tensión política entre Estados Unidos y Canadá con México por la legislación energética aplicada, el Mandatario recurrió a su paisano, el fallecido cantautor “Chico Che”, para minimizar la solicitud de consultas lanzadas por sus socios comerciales, ante presuntas violaciones al TMEC.

TRIBUTO A OSCAR CHÁVEZ

La costumbre de poner canciones en esta mañanera se remonta a mayo de 2020, cuando el Presidente rindió un homenaje a Oscar Chávez, cantautor que falleció por Covid-19.

“Por ti”, sonó ese día el salón de Tesorería.

En noviembre de ese mismo año, pidió escuchar “La Casita” –también de Chávez– justo cuando criticaba a los políticos que viven en casas humildes, pero se mudan a grandes mansiones cuando llegan a cargos importantes en la Administración pública.

 

SUENA SERRAT

El Mandatario tabasqueño cerró en diciembre de 2020 su transmisión con la canción “Para la Libertad”, del español Joan Manuel Serrat, tras defender el uso voluntario de cubrebocas como medida sanitaria preventiva ante la pandemia.

 

Y en mayo de 2021, el Jefe del Ejecutivo hizo referencia a los abusos que los potentados cometen contra los más pobres y, por ello, pidió que se dejara escuchar la canción “Disculpe el Señor”.

DESPIDEN A MANZANERO

También en diciembre de 2020, López Obrador pidió terminar su conferencia con un homenaje a Armando Manzanero, quien falleció a los 85 años de edad por complicaciones de Covid-19.

“Adoro la calle en que nos vimos, la noche cuando nos conocimos, adoro las cosas que me dices”, se escuchó.

AGOSTO Y LA ROCOLA

En agosto de 2021, la petición de canciones se volvió más recurrente.

Primero, el Presidente pidió la canción “Lamento Boricano“, interpretada por Marco Antonio Muñiz, al recordar a la comunidad puertorriqueña y tras hablar de los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Posteriormente, defendió la decisión de recortar los gastos en publicidad oficial y dijo no tener “nada, nada, nada” de presupuesto para entregar a medios de comunicación. Esa frase fue la antesala de escuchar “Déjame Vivir”, de Juan Gabriel y Rocío Dúrcal, en esa conferencia.

Ese mismo mes, López Obrador advirtió que los ciudadanos no debían quedarse encerrados en sus casas, a pesar de la pandemia. Sostuvo que es necesario enfrentar las adversidades, como lo señala la canción del género vallenato, originaria de Colombia, “Los Caminos de la Vida”.

CALLE 13

En octubre de 2021, el Jefe del Ejecutivo sostuvo que su pecho no es bodega y reforzó la idea con la canción “Digo lo que Pienso”, de Calle 13, una de sus bandas favoritas.

Antes de cerrar el año, López Obrador despidió a Vicente Fernández con “Volver,Volver”.

EL 2022

Ya en abril de este 2022, el Mandatario federal continuó con sus exhibiciones musicales.

En ese mes, se lanzó contra los consejeros del INE, a quienes acusó de querer frenar su proyecto de transformación. Por ello, les dedicó “No lo van a impedir”, con Amaury Pérez.

También despidió una de sus mañaneras con “Canción en Harapos”, de su amigo Silvio Rodríguez, tras criticar el fracaso de la política y la diplomacia, que derivaron en el conflicto armado entre Rusia y Ucrania.

Además, en Palacio Nacional también se escuchó “Amor y Control”, con Rubén Blades, luego que el tabasqueño recordó a la luchadora social Rosario Ibarra y su incansable búsqueda para localizar a su hijo desaparecido durante la llamada guerra sucia.

La compleja relación bilateral con Estados Unidos y los problemas para enfrentar la migración, han sido motivo de canciones como “Somos Más Americanos”, “América” y “La Jaula de Oro”, de los Tigres del Norte.

En junio, tras informar que se reunió con Silvio Rodríguez, pidió que se escuchara “El Necio”, pero interpretada por su esposa Beatriz Gutiérrez.

Luego, para celebrar el triunfo de su amigo Gustavo Petro, en las elecciones presidenciales de Colombia, solicitó “La Pollera Colora”.

A principios de este mes, justo cuando protagonizó una confrontación pública con la Iglesia católica, por el asesinato de dos jesuitas en Chihuahua, el Presidente pidió “No Basta Rezar”, de Los Guaraguao.