DETENIDO

  • Febrero 12 de 2020. Elementos de la Policía Nacional de España detienen en Málaga al ex director de Pemex, a quien presentaron ante la Audiencia Nacional.
  • Julio 17. Llega a México extraditado a las 00:43 de este día, y tras una revisión médica y trámites en el hangar de la FGR en el AICM, es trasladado a un hospital privado, luego de una finta de la FGR que envía un convoy sin Lozoya al Reclusorio Norte.


AL HOSPITAL

  • Julio 18 de 2020. Por problemas de anemia y en el esófago, el ex funcionario de Enrique Peña Nieto se queda internado en el Hospital Ángeles del Pedregal.
  • Julio 28. Artemio Zúñiga Mendoza, juez de control del centro de justicia penal del Reclusorio Norte, lo vincula a proceso por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho, pero le decreta libertad condicional.
  • Agosto 1. Tras permanecer 15 días internado, es dado de alta del Hospital Ángeles del Pedregal y se traslada a su domicilio, cuya ubicación se pone bajo reserva para garantizar su seguridad.


LA CENA

Imagen tomada de Twitter

Octubre 9 de 2021. Supuestas imágenes del ex director de Pemex, en las que se observa sentado en un restaurante con varios acompañantes, son difundidas en redes sociales, causando reclamos ante el trato dado a científicos por la FGR.

 

LA AUDIENCIA

Emilio Lozoya llegó este 3 de noviembre a los Juzgados Federales del Reclusorio Norte para una audiencia por el caso Odebrecht.

Desde el 17 de julio de 2020, cuando pisó territorio nacional, el ex funcionario nunca se había presentado físicamente a una sala de audiencias judiciales y tampoco ha sido visto por los medios de comunicación en un trámite legal, en parte por las disposiciones institucionales ante la pandemia del Covid-19.

Durante todo este tiempo le habían dado la facilidad de cubrir por vía electrónica la obligación de acreditar su presencia ante dicha autoridad cada 15 días.

LOS ALEGATOS

La Fiscalía General de la República (FGR) pidió a un juez federal imponerle la prisión preventiva justificada al ex funcionario al estimar que contaba con los recursos y las redes de ayuda suficientes para evadirse de la justicia.

El fiscal federal Manuel Granados Quiroz pidió modificarle la medida cautelar, manifestando que el ex director de Pemex tiene una cuenta de dos millones de euros en Liechtenstein que podría utilizar para una eventual huida.

Imagen tomada de Twitter

El fiscal señaló que su cena en el restaurante con empresarios en Las Lomas era una muestra de las redes de ayuda, lo que secundó el representante de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Antonio López García.

Si bien no tiene un impedimento, su presencia en el restaurante es una provocación a las instituciones públicas porque ha sido interpretado por la ciudadanía de que ciertas personas imputadas en casos sensibles pueden obtener unas medidas cautelares y otras no, él tenía la obligación de un comportamiento diverso al que ha venido reflejando".

Representante de la UIF

LA DEFENSA

Lozoya afirmó que nunca se dio a la fuga y reveló que, antes y después de que se ordenara su aprehensión en 2019, sostuvo reuniones con altos funcionarios mexicanos para negociar su colaboración con las autoridades.

Cuando se ejecutó la orden de aprehensión yo ya tenía la plena intención (de colaborar con las autoridades). Ya estábamos en diálogos con la FGR".

Lozoya

Manifestó ser víctima de una persecución en la opinión pública, que denominó “asesinato por carácter” de su persona, y acusó que existen muchos intereses que pretenden que no se sepa la verdad sobre los sobornos, incluidos medios de comunicación.

Refutó el supuesto trato privilegiado de la FGR, porque dijo que su madre Gilda Margarita Austin estuvo presa en cinco cárceles de Alemania y lleva dos años en prisión domiciliaria; su hermana Gilda Susana Lozoya tiene dos órdenes de aprehensión, y su esposa una.

No me van a encontrar un solo ingreso ilegal, ni antes ni después de que fuera servidor público. Si me pre-sobornaron, salvo que la gente tenga una bola de cristal, yo creo que no hay ángeles que te regalen millones por no haber un trabajo".

Lozoya

EL FALLO

El juez Artemio Zúñiga advirtió que desde el 28 de julio de 2020, cuando vinculó a proceso al ex funcionario, había dejado en claro que este caso reunía las condiciones para imponer la prisión justificada.

Consideró que la penalidad de 12 a 35 años de prisión por los delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y cohecho generaban la posibilidad de que pudiera evadirse de la justicia.

Los otros dos elementos que contempló para dejarlo en prisión es que cuenta con redes familiares fuera y dentro del País, ya que su esposa Marielle Helene Eckes vive en Alemania y además cuenta con los recursos económicos suficientes.

LAS REACCIONES