En medio de una guerras de cárteles, habitantes huyeron de sus comunidades en los municipios de Jerez y Valparaíso tras amenazas.

Sus casas fueron saqueadas, baleadas o marcadas por grupos delincuenciales. Algunos ciudadanos, desde junio del año pasado, no han podido regresar.

'A LAS MUCHACHITAS SE LAS LLEVAN'

Pobladores de la comunidad de Juan Sarabia, ubicada en Jerez, Zacatecas, eran “levantados” presuntamente para intimidar a la gente o para reclutarlos para el crimen organizado.

Rosendo Hernández y su esposa vivían con su hija de 14 años y su hijo de 22 cuando hombres armados ingresaron a su hogar.

Tras la irrupción, pidieron que los dejaran huir, aunque se quedaran con todo.

Tuvimos mucho miedo, porque a las muchachitas se las llevan, mi hijo está en la edad (productiva). Principalmente por ellos huimos, para que no se los llevaran, pero sentimos profunda tristeza, han destrozado nuestro patrimonio de toda una vida".

'EMPEZABAN A MATAR A VECINOS'

Benjamín perdió la casa que lo vio nacer en la comunidad de Palmas Altas, en Jerez. Recuerda que el año pasado veía a grupos transitar por las calles con armas largas, pero pensó que si continuaban como gente pacífica no les harían daño.

Cuenta que a todas horas se escuchaban balazos, temían ser víctimas del fuego cruzado, asesinatos o más saqueos, y esa situación los obligó a dejar su patrimonio.

La salida fue poco a poco, empezaban a matar a vecinos nuestros y se empezaba a salir la gente. Ya sólo quedaban cinco familias, pero al final la violencia no paró y todos se salieron".

'EL PRESIDENTE DICE QUE SOMOS UNOS CUANTOS'

Nancy, de la comunidad de Juana González, también en Jerez, sufre por ver a su niño con Síndrome de Down estresado todo el tiempo. En junio salió de su casa, pero todavía no puede olvidar el sonido de los balazos.

Ella, junto con su esposo, perdió sus tierras que era su sustento, pero no quieren regresar al sitio en el que mataron y descuartizaron a su compadre por reclamar por la violencia y los robos.

Cierras los ojos, los abres y sigue siendo una pesadilla. Nuestras casas están destruidas, salimos huyendo y el Presidente dice que somos unos cuantos, pero que vivimos desplazados con el corazón en la mano, lo hemos perdido todo".

'ME TIRARON DOS VECES LA PUERTA'

Otro ciudadano de Palmas Altas, de 56 años, cuenta que en cuestión de días pasó de ser patrón a peón.

A él le robaron sus tractores, cada uno con un costo de más de 50 mil pesos. Escapó con su esposa, pero ahora, sin herramienta, debe triplicar su jornada laboral para llevar el pan a la mesa.

Se llevaron a mucha gente, otros desaparecieron, a otros los encontraron muertos y llegamos al tope de la situación. Ya no aguantábamos más, no soportamos más, vivíamos con temor y con miedo. A mí me tiraron dos veces la puerta, encontramos todo hecho basura".

LOS DESPLAZADOS

Los pobladores que han huido por la violencia en Jerez pertenecen a las comunidades de:

  • Palmas Altas
  • Cieneguitas de Fernández
  • Villa Hermosa
  • Juana González
  • Sarabia
  • Sauz de los García
  • Ordóñez
  • Guadalupe Victoria

El 5 de marzo, por segunda ocasión en lo que va del año, una caravana de desplazados, escoltados por elementos del Ejército y la Guardia Nacional, regresaron a sus hogares sólo para sacar sus pertenencias, en este caso de las comunidades de Cieneguitas de Fernández y Guadalupe Victoria.

Es la única ayuda que nos ofrecen las autoridades, nada más. De regresar a nuestros hogares, por lo pronto, no se le ve algún fecha cercana, más bien se va a llevar más tiempo de lo que uno puede imaginar".

Habitante desplazado

El 20 de febrero, un primer éxodo de habitantes por la narcoviolencia pudo también ir a la comunidad de Palmas Altas, pero sólo tuvieron seis horas para empacar lo que pudieran e irse de la zona.

El apoyo que dieron fue estúpido, fue para ir por pertenencias, seis horas nos dieron para empacar una vida".

Habitante desplazado

Habitantes de Romerillo del Sur, una comunidad ganadera del Municipio de Valparaíso, fueron víctimas de desplazamiento forzado luego que en noviembre pasado un grupo armado irrumpió en su comunidad, saqueó las casas, robó camionetas y los amenazó de muerte.

Testigos de la incursión indicaron a Grupo REFORMA que los sicarios llegaron a la población, ubicada a unos 20 kilómetros de la cabecera municipal, vestidos con camuflaje militar y amedrentaron a las 28 familias que habitaban el asentamiento.

Mientras ven peligro se mantienen a la distancia y, ya cuando está más tranquilo, se regresan con nostalgia por sus bienes, animales, su tierra, están buscando la oportunidad de repoblar sus comunidades".

Eleuterio Ramos Leal, Alcalde de Valparaíso

LA PUGNA

En Zacatecas existe una disputa entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) por el control territorial.

El Estado lidera la tasa por cada 100 mil habitantes en víctimas de homicidio doloso en el País con 7.76.

Apenas en noviembre, el Gobierno federal lanzó un plan de apoyo que implicó el envío de centenares de elementos para buscar contener la violencia en la entidad.

'NI OBAMA SABE'

El Gobernador de Zacatecas, el morenista David Monreal, dijo no tener certeza sobre la fecha en que los desplazados de Jerez y Valparaíso podrán regresar a sus hogares.

Ojalá yo tuviera la respuesta, esa no la tiene ni Obama, es un tema muy delicado, ese no es un tema trivial, es el problema más delicado de este País, es el tema de tema".

BUSCAN A AMLO...NO LOS RECIBE

Tras viajar casi 10 horas por carretera desde Zacatecas con la esperanza de ser recibidos en Presidencia, los desplazados de narcoviolencia en Jerez sólo obtuvieron este 10 de marzo la promesa de platicar con una funcionaria federal, pero cuando regresen al Estado.

Los afectados no pudieron entrar a la mañanera del Presidente López Obrador, pese a estar rondando Palacio Nacional desde las 6:00 horas.

Nosotros no andamos buscando dádivas, queremos seguir trabajando, porque el lema de Zacatecas es el trabajo todo lo es, y lo único que queremos es que nuestra gente esté trabajando, ahorita se están perdiendo más de dos mil empleos".

Desplazado por violencia