Truss prometió que la economía crecerá y que Reino Unido será una “nación de aspiraciones”, pero reconoció que el país enfrenta “fuertes vientos globales en contra” debido al Covid-19 y la guerra en Ucrania.

La conservadora dijo que se concentrará en la crisis energética, los problemas de la economía y el abrumado servicio nacional de salud.

COSTOS DE ENERGÍA

Al tope de los retos para el nuevo Gobierno se encuentra la crisis energética provocada por la invasión rusa a Ucrania, que amenaza con elevar las facturas de energía a niveles inasequibles, lo que provocará el cierre de negocios y dejará a los más pobres sin calefacción durante el invierno cada vez más próximo.

Muchos esperan que anuncie un programa de ayuda masivo, tan pronto como esta semana, para proteger a los hogares vulnerables del aumento vertiginoso de las facturas de gas y electricidad.

Aunque Truss se negó a revelar su estrategia energética durante la campaña para suceder a Boris Johnson. Su plan consistiría en poner topes a las facturas de energía a un costo para los contribuyentes de 100 mil millones de libras (116 mil millones de dólares), informó la prensa británica. 

“La crisis del costo de la vida en Inglaterra es realmente grave en este momento”, dijo la agente policial Rebecca Macdougal.

Ella hace muchas promesas, dice que va a cumplir, cumplir, cumplir. Pero en las próximas semanas esperamos conocer algunos anuncios que ayudarán a la persona trabajadora común".

Rebecca Macdougal, oficial de Policia
0 %
se han encarecido las facturas eléctricas en los hogares de GB en los últimos meses.

INFLACIÓN ECONÓMICA

La conservadora prometió sacar al Reino Unido de la “tormenta” económica que lo sacude.

Por muy fuerte que sea esta tormenta, sé que el pueblo británico es más fuerte (...) juntos podemos superar la tormenta".

Liz Truss, Premier de Reino Unido

Truss afirmó que bajará los impuestos para hacer crecer la economía y convertir a Reino Unido en “una nación de aspiraciones”.

Gran Bretaña padece la crisis del costo de la vida más grave de las últimas décadas, con una inflación superior al 10 por ciento y un aumento desenfrenado de los precios de la energía para negocios y viviendas.

Se espera que los precios suban todavía más en los meses siguientes y existe el riesgo de que la economía británica caiga en una recesión prolongada.

Su plan para reactivar el crecimiento a través de recortes fiscales ha provocado que los inversores se deshagan de la libra esterlina y de los bonos del Estado en las últimas semanas.

Truss también ha prometido desechar los planes de aumentar el impuesto de sociedades a las grandes empresas y revertir el incremento de la tasa sobre las nóminas de los trabajadores y los empresarios, diseñado para recaudar fondos adicionales para la sanidad y la asistencia social, y que el gasto extra procedería de los gravámenes generales.

SERVICIO NACIONAL DE SALUD

La conservadora dijo que garantizará que la gente reciba la atención que necesita en el Servicio Nacional de Salud estatal.

Me aseguraré de que las personas puedan obtener citas médicas y los servicios que necesitan. Pondremos nuestro servicio de salud sobre una base firme".

Liz Truss, Premier de Reino Unido

GUERRA EN UCRANIA

En el escenario mundial, es probable que Truss intensifique el apoyo de Gran Bretaña a Ucrania y a su Presidente, Volodymyr Zelensky.

Como Ministra de Relaciones Exteriores, asumió una posición dura sobre Rusia y declaró que “Putin debe perder” su guerra.

En su primer mensaje declaró que Gran Bretaña debe continuar apoyando a Ucrania contra la agresión rusa, a pesar del “dolor económico” causado por los ‘chantajes’ sobre los precios del gas.

También elogió al ex Premier Boris Johnson por ayudar a Kiev.