1935-2022

Si en algo concuerdan las personas que conocieron a Aida Elena Mena Abraham es que la familia era lo más importante para ella y el inmenso amor que sentía por cada uno se los hacía saber en todo momento. 

Tita, como la llamaban de cariño sus seres queridos, nació el 17 de agosto de 1935 y se casó con José Miguel Cuaik Abdelnur, quien murió en 2016, y fue el padre de sus hijos, Sara y Gina.

Durante la inauguración de Aida Café, nombrado así en su honor, con su hijo, Pepe Cuaik.
Pamela, Aida y Valeria
@valcuaik

Te llevas un cachito de mí. Gracias por ésta última”.

VALERIA CUAIK, nieta, quien escribió este mensaje al pie de la imagen en una historia de Instagram
Con sus ocho nietos. (Arriba) Santiago, Pepe, Diego, Pamela y Emilio Cuaik. (Abajo) Valeria, Teresa, Aida y Emilio Cuaik
@emcuaik
En la celebración de su cumpleaños 86 en compañía de sus nietos, Emilio, Jorge y Valeria, y su hija, Gina.
@ginacuaik

Qué afortunado soy de haberte tenido. De haber viajado contigo. De haberte amado y saberme amado por ti. De haberte disfrutado, de haberte vivido. Qué fortuna saber que soy un pedacito de ti”.

EMILIO CUAIK, nieto, quien dedicó una serie de historias en Instagram a su abuela
AIDA CUAIK Y SU GUSTO CULINARIO

Aida Elena Mena Abraham fue socia fundadora de Grupo Hunan, el cual surgió en 1993, y, desde entonces, a través de este conglomerado, impulsó tanto la cocina mexicana como la internacional, entre las que destacan la china, japonesa, italiana y argentina, contando al día de hoy con 14 marcas y 26 sucursales. 

Su espíritu y corazón sibarita lo heredó a sus hijos y ellos lo quisieron dejar plasmado en Aida Café, cuya especialidad es la cocina mexicana conservando los sabores de la cocina casera, y la chef Ana Martorell mantiene este sello. 

Aida Cuaik se fue unos días antes de cumplir 87 años de edad, el pasado 7 de agosto, pero dejó en la familia Cuaik, tres hijos, ocho nietos y bisnietos un legado de amor y unión, además del recuerdo de su sonrisa y alegría incansables. Descanse en paz.

Toda la familia Cuaik se reunió para festejar los 82 años de la matriarca.
@jorgecuaik

Mi abuela fue una mujer extraordinaria. Siempre nos cuidó como familia y nos mantuvo unidos. Nos va a hacer mucha falta. La vamos a extrañar muchísimo”.

Santiago Cuaik, nieto
Al lado de su esposo, José Miguel Cuaik Abdelnur (q.e.p.d.)
@valcuaik

Tita era una persona llena de luz. Siempre con una hermosa sonrisa y un comentario lindo para todos. Una madre, abuela y bisabuela cariñosa. Deja una familia maravillosa. Se le va a extrañar mucho”.

REBECA BERNOT, amiga de la familia
Ana Martorell, Santiago y Aida Cuaik

Mujer de mirada pacífica, sonriente siempre, una señora fuerte y soñadora, gran pilar para su familia, donde pisaba dejaba huella y su aroma seguirá por siempre. El restaurante Aida lleva su nombre haciendo honor a esta gran mujer, es un lugar que habla de sencillez, de amor, de entrega, de entereza, en las paredes se respira aún su bella sonrisa”.

ANA MARTORELL, chef de Aida Café

Mujer de mirada pacífica, sonriente siempre, una señora fuerte y soñadora, gran pilar para su familia, donde pisaba dejaba huella y su aroma seguirá por siempre. El restaurante Aida lleva su nombre haciendo honor a esta gran mujer, es un lugar que habla de sencillez, de amor, de entrega, de entereza, en las paredes se respira aún su bella sonrisa”.

ANA PAULA DE HARO, amiga