FUSIÓN MEDITERRÁNEA

La belleza de los paisajes costeros del Mediterráneo y su gastronomía se fusionaron en un nuevo lugar, en la Ciudad de México, el cual recién abrió sus puertas, por lo que, para conocer esta propuesta, comensales se dieron cita para deleitar su paladar. 

“Me encanta el concepto, siento es que es muy verde con muchas plantas, el entorno es amigable y la cocina, además de sana, está súper rica; tiene ese sazón italiano, con toques griegos, pero también otros bien mexicanos. Es una gran combinación de culturas”, dijo uno de los presentes, Christian Oliver. 

“El platillo de ravioles de calabaza que comí han sido los mejores que he probado, la frescura de los ingredientes y la pasta hecha a mano están increíbles”.

Sergio Lozano, Vicente Tamayo, Mauricio Woodward y Juan Pablo Arredondo

Macarella es el tercer restaurante que encabeza Íñigo Arrechea, el cual se diferencia de los otros dos por estar dirigido a un público más joven, con la intención de ser un espacio al que la gente pueda acudir para pasar un rato agradable en un ambiente relajado y, además, comer delicioso.

“La idea es que la comida sea divertida, con presentaciones bonitas y diferentes; el servicio es muy personal, con mucha eficacia”, dijo el director general de Castizo, “la gente puede venir y escuchar música en vivo o al DJ, además, tenemos una terraza muy bonita y espacios con mucha privacidad”. 

Entre los platillos favoritos de los asistentes, se encontró la lubina con almejas, el carpaccio de rib eye y el risotto, además de postres como “Limonísimo”, el cual endulzó este convivio.

Es un lugar súper espacioso, con una gran oferta gastronómica y un ambiente muy fresco”.

KARY FERNÁNDEZ
Lizeth Sáenz y Kary Fernández