MUJERES ÚNICAS

Madres de familia acoplan lo laboral y lo familiar a más de un año de la pandemia por Covid-19.

VALERIA ABE CAMIL

Con sus hijos, Luis Felipe y Alexandra Cueva 

Maquillaje y peinado por Fernanda Coronado, para @trendsmakeupstudi

Para Valerie Abe Camil, fotógrafa retratista con más de 10 años de ejercicio profesional,  aunque tenía su estudio en su hogar previo a la pandemia, tuvo que reinventarse a partir de las nuevas exigencias que trajo consigo el encierro de ella y su familia.

“Ha sido un reto grandísimo, porque es compaginar mi profesión con el ser madre: el home school, ser un poco maestra y tener que, básicamente, flexibilizarme, así como entender que los tiempos para mi trabajo cambiaron”, platicó la egresada de la carrera de Comunicación por la Universidad Anáhuac Norte.

Aunque al principio de la cuarentena decidió dejar de ejercer algunos meses, ante la incertidumbre del futuro regresó a actividades tuvo que volver a su labor con las medidas sanitarias correspondientes.

Hemos hecho un buen equipo todos, creo que no nos exigimos más de lo que podemos dar y hacemos el esfuerzo por respetar los espacios de cada uno".

Valerie Abe Camil

Por ello, de la mano de su esposo, Luis Felipe Cueva, y con las necesidades de su hijo, Luis Felipe, de 6 años de edad, y de la pequeña Alexandra, de 3 años, aceptó que en cierta medida el desorden era una cuestión prácticamente necesaria.

“Hay días en que la casa es un caos; mi hijo toma clases y yo estoy con mi equipo montando un set, a la par editando y mi esposo saliendo a trabajar”, recordó la creadora de Valerie Abe Camil Photography, quien agregó que sus pequeños no tocan sus espacios y que su hijo hasta le da ideas creativas.

Asimismo, asegura que poco a poco la agenda, al respecto de su ocupación, ha ido en aumento e, incluso, en el último trimestre del último año fue muy solicitada, por lo que ha buscado consejos de otras mamás trabajadoras que comparten una situación similar a la de ella.

El esfuerzo que hago es una carga conjunta que todas las mamás estamos llevando".

Valerie Abe Camil

“Admiro a las madres como nadie; estoy en varios grupos con amigas que piensan como yo, que somos mamás reales y damos el 200 por ciento”, expresó, “se trata de comunicar que somos solidarias, que hagamos comunidad, nos entendamos y apoyemos; reconocemos que damos todo a diario, pero aceptamos que no somos perfectas”.


A pesar de lo demandante del último año, menciona lo gratificante que ha sido el conectar más con las emociones de Luis Felipe y Alexandra Cueva, una satisfacción que se complementa con su pasión de forma profesional día con día.

 “Lo que más me ha gustado en este periodo de confinamiento es volver a lo básico y esencial, retomar esta felicidad y plenitud que está dentro de la casa, con los hijos y la familia, es volver a una vida un poco más simple”, mencionó.

EN SU EXPERIENCIA

Para salir victoriosa del ajetreo como madre y trabajadora, Valerie da tres tips básicos:

-Aceptar el caos como parte de esta etapa, ya que es una situación fuera de lo ordinario.

-Crear un sistema de apoyo de la mano de tu esposo, amigas o madres.

-Darse espacio para una misma y disfrutar de un break de la rutina.

ANA MARTORELL

Con sus hijos, Borja y Triana Valle

Casi cuando empezó la pandemia por Covid-19, la chef Ana Martorell unió su papel de madre y profesionista a través de lives vía Instagram, en los que sus hijos, Borja y Triana Valle, le ayudaban a dar clases de cocina.

Esta idea fue realizada con una perspectiva social, para ayudar a las familias a tener un escape del encierro; sin embargo, a los seis meses, Borja y Triana también se agotaron del proyecto.

“Entendí que no era su responsabilidad, que sólo son unos niños”, recordó la autora del libro “De Negro a Rosa”, publicado a finales del año pasado.

“Mi mejor deseo es que sean lo que realmente les hagan felices y lo que deseen ser”.

Fue así que del mismo modo que comprendió a sus pequeños, tuvo que reconocer en su persona algunos aspectos que desconocía para ser mejor para ella y ante todos.

Por ello, de la mano de algunas virtudes a las que no estaba tan acostumbrada, tuvo que adaptarse a la situación, pues a través de “El Contenedor en tu Casa”, su espacio culinario, pudo entregar comida a domicilio ante el cierre de restaurantes y subsistir junto a su equipo de trabajo.

Creo que la tolerancia y la resiliencia son palabras que a lo mejor en el vocabulario antes no estaban tan presentes como lo están hoy en el 2021".

Ana Martorell, chef de Aida Café

Con todo y que su labor 24/7 la agota mucho más que antes, está contenta por cómo ha crecido en el último año y, con el pretexto del 10 de mayo, reconoce a su madre, Ana María Gutiérrez, a quien admira y agradece por todo lo que le enseñó, pues ahora la entiende mejor que nunca.

“Aprendes que ser mamá es, literal, no esperar nada a cambio, ni agradecimientos, aplausos o regalos, simplemente das todo de ti por un amor que es tan grande, inexplicable e inconcebible, como lo es un hijo”, mencionó la experta en cocina, quien también tiene presencia en Youtube.

Para mí, el Día de las Madres es honrar a todas esas personas que dejan de ser ellas por ocupar un lugar especial en el corazón de alguien más".

Ana Martorell, chef de Aida Café

EN SU EXPERIENCIA

Tres tips para triunfar como mamá multitask y no caer en el intento:

-No hay mamá perfecta, por lo cual es un error buscar la excelencia. 

-Hay que ser abiertas a las exigencias de la realidad y ser un poco más permisivas con los hijos.

-Ser felices y enseñarle a los hijos que podemos serlo así, con lo que tenemos.