CONEXIÓN TOTAL

La pandemia fue el momento perfecto para que Manena Mendoza y Eduardo Chabat se conocieran, comprometieran, tuvieran un hijo y vivieran en el mismo hogar.

Por ello, decidieron dar un paso más en su relación con su enlace civil, al cual acudieron sus hijos, familia y amigos.

Isabella Agraz, Eduardo y Emilio Chabat, Manena Mendoza y Constanza Agraz

“Cuando teníamos un año de novios decidimos tener a Emilio y ya desde hace un año y medio vivimos todos juntos”, expresó el novio.

“Nos casamos para formalizar nuestra unión y porque la admiro, es la mejor mamá que he visto”.

La unión se llevó a cabo en el restaurante Blanco Castelar, en Polanco, donde amigos de toda la vida de Eduardo expresaron su total felicidad porque encontró al amor de su vida.

Rodrigo Carmona y Andrea Briseño
Eduardo Huerta, Ana González, Fernanda y Mariana Chabat

“Fue una boda especial e íntima. A ella le tengo un especial cariño porque nos conocemos desde que éramos adolescentes; se veía espectacular y feliz al igual que él”, comentó Ivette Ortiz.

Durante la velada, los invitados no dejaron de recordar anécdotas junto a los enamorados y agradecerles por dejarlos formar parte de uno de los mejores días de sus vidas.

“La fiesta estuvo hermosa, llena de flores y detalles de muy buen gusto, pero, sobre todo, divertida, porque creo que estábamos sólo los que teníamos que estar, la familia y los amigos de verdad que de todo corazón les deseamos que sean felices siempre”, compartió la chef Erika Swain.

Paulina Mercenario y Charlie Alemán

Rodrigo Carmona y Andrea Briseño

Ana Cristina Fox y Julio Azcárraga

Ivette Ortiz y Eduardo Wichtendahl

“Obvio no faltó que mi querido amigo Chabat bailara hasta más no poder, es una de las cosas que más amo de él, siempre con esa súper actitud que nos contagia”.

Entre los bocadillos que comieron los presentes hubo tostadas de atún, croquetas de jamón, crostini de carpaccio de res, tacos de lechón y de pescado, esquites y, de postre, mini fondant de chocolate y mini pavlova de frutos rojos.

De after, los ahora esposos y algunas amistades siguieron el festejo en Bocca Piano y Cantabar, en el que no dejaron de cantar sus canciones favoritas y, a su vez, reír con el recuento de experiencias que han enmarcado su amistad.

“Recuerdo cuando empezó lo del Covid que hice una comida pequeña en mi casa y acabamos en una gran pachanga, de repente llegó la policía y todos nos tuvimos que esconder rápido”, platicó el empresario Ricardo Cornejo.

Simón Atri y Erika Swain
Beatriz Ibarra
Patricio Alcocer y Mariana Mercenario
Previous
Next

"Siempre se les ve muy divertidos, experimentando cosas nuevas y creciendo como familia de una manera muy linda. Creo que son tal para cual y estoy muy feliz de haber formado parte de ese día tan especial para ellos”.

Mariana Mercenario