EL CAMPAMENTO

Maple asistió al campamento You Can Dog Training el pasado 26 de junio.

Anteriormente, ya había tomado un entrenamiento con el responsable, de nombre Antonio Ávila López, porque tenía problemas para convivir con otros perros.

Foto: @good.waffle.Inu

Maple regresó, había aprendido algunas cosas, pero según Antonio, Maple necesitaba reforzar lo aprendido y nos pidió llevárselo dos semanas más de campamento y aceptamos".

Adriana, dueña de Maple.
Foto: @good.waffle.Inu

La terapia que usaba el adiestrador de perros, dijo Adriana, era de inundación, que consiste en exponer de forma directa al can a aquellas cosas o situaciones a las que les teme.

¿UNA PICADURA DE SERPIENTE?

El campamento de Maple terminaba este domingo 10 julio, sin embargo, la madrugada de este viernes 8, a la 1:05 horas, sus dueños recibieron un mensaje de la novia del entrenador, Valeria Juárez, quien les dijo que el perro estaba llorando y creyeron que había sufrido una mordedura de víbora.

Media hora después, les informaron que lo trasladaron a una clínica porque no contaban con antiviperino. A las 3:26, los cuidadores informaron que el Shiba Inu había muerto debido a su edad y la gravedad de la mordedura.

"Así se fue (izquierda) y así nos lo entregaron (derecha)", escribieron en denuncia.

Pedimos la dirección de la clínica, nunca nos la quisieron dar, nos dijo que lo iban a cremar y nosotros no lo autorizamos, se los prohibimos".

Adriana, dueña de Maple.

A las 4:20 horas les entregaron en una urna café lo que serían los restos incinerados de Maple.

Los encargados del campamento arribaron al Deportivo Xochimilco, al sur de la CDMX, en una camioneta sin placas y tras entregar el contenedor se fueron.

PIDEN JUSTICIA POR MAPLE

Adriana, la dueña de Maple, confirmó que se encuentran realizando los trámites necesarios con las autoridades para saber que de forma pueden hacer justicia por su mascota.

Aún guardo la esperanza de que esté con vida, no hemos abierto la urna, no sabemos qué hay ahí dentro, está sellada, no hemos podido descubrir si Maple está ahí".

Adriana, dueña de Maple.

La joven solicitó a las personas que siguieron sus publicaciones informarle sobre algún abogado que pueda asesorarlos para poder denunciar a los responsables.

Además, acusó que tras el incidente fueron bloqueados de la aplicación de WhatsApp y la cuenta de Instagram del entrenador, la cual cambió de nombre y ocultó sus publicaciones.