LA ILUSIÓN DEL SEGUNDO HIJO

El domingo 30 de enero, Keren ingresó al Hospital de Gineco Pediatría número 31, en la Avenida Sebastián Lerdo de Tejada, Colonia Nueva, en Mexicali, para tener a su segundo hijo.

La familia estaba confiada en que sería un parto normal, pues había estudios de hospitales privados como Almater, Hispano Americano, y un médico particular, que indicaban que la joven no tenía un embarazo de riesgo, relató Michael Cortez Martínez, esposo de la víctima.

Ana María relató que un día antes del parto, su hermana Keren tuvo un ligero sangrado, pero su mismo ginecólogo en el IMSS la tranquilizó, le dijo que ya había comenzado con la dilatación, que todo estaba bien, y que al día siguiente fuera a internarse.

“Ella era muy cautelosa siempre”, contó, “se hizo estudios de todo, iba a que le dijeran cómo iba su presión arterial, se revisaba de todo a todo, y los médicos (particulares) le dijeron que estaba en perfectas condiciones”.

'SE LES PASÓ LA ANESTESIA'

 La odisea de la familia de Keren comenzó después de la cesárea para dar a luz a su segundo bebé.

“A mi cuñado le avisaron que de urgencia la pasaron a cirugía, que fue una cesárea, acudió al hospital y en recepción le dijeron que todo fue ‘perfecto’, el niño pesó 4 kilogramos y estaba bajo observación, mi hermana estaba sedada aún”, comentó Ana María.

Indicó que no tenía ni 30 minutos que les habían avisado que su familiar estaba bien, cuando su cuñado le llamó de nuevo diciéndole que la joven estaba muerta.

Al final, a los familiares sólo les informaron que Keren tuvo una fuerte hemorragia.

A Michael, la médico anestesióloga le dijo que se le había pasado un poquito la anestesia, incluso le dijo que Keren estaba asustada porque no sentía los brazos (durante el parto). Ya después otra enfermera le dijo a Michael que su esposa no sentía ni siquiera la cara".

Ana María, hermana de Keren

UN CUERPO SIN ÓRGANOS

El 31 de enero, personal del IMSS explicó al esposo de Keren que para hacer una autopsia clínica se extraería un pedazo de sus órganos y se enviaría a estudios, y después serían regresados al cuerpo para llevarla al Semefo y a la funeraria.

Profundamente consternado, Michael firmó los documentos el lunes alrededor de las 08:00 horas.

En el certificado de defunción, el IMSS indicó que hubo un choque hipovolémico hemorrágico, hemoperitoneo masivo, tras una cesárea de urgencia.

El mismo lunes a las 20:00 horas, Ana María sospechó que algo pasaba, puesto que no localizaban el nombre de su hermana en el sistema.

Preguntó lo que pasaba y al no obtener respuesta – llevaba más de 12 horas esperando el cuerpo de su hermana- interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por el delito de “responsabilidad médica y técnica o lo que resulte”, el 31 de enero.

Michael, esposo de Keren

Cuando el cuerpo de Keren llegó a Semefo, debido a la investigación de la Fiscalía, sus restos no contenían los órganos de la cabeza ni del tórax o el abdomen.

“¿En qué cabeza cabe que en el apuro no entregaron los órganos?”, cuestionó Michael, “comprendo que en toda cirugía exista un riesgo, pero desde que comenzaron a pasar esas irregularidades, este es mi dolor y sigue hasta el momento”.

César Raúl González Vaca, Coordinador General del Servicio Médico Forense en el Estado, dijo que recibió el cuerpo a las 14:40 horas del 1 de febrero.

El Ministerio Público solicitó a Semefo una necropsia médico legal, pero debido a que el cuerpo no tenía los órganos, la causa de muerte fue “indeterminada”.

Apreciamos incisiones compatibles con procedimientos quirúrgicos, se revisó el cráneo estaba vacío, se procedió al tórax y abdomen también estaban sin órganos".

Coordinador del Semefo

 “La ‘causa indeterminada’ se da cuando no se tienen los elementos para llegar a concluir una causa de fallecimiento, en este caso no tenemos elementos anatómicos, los órganos, para basarnos y concluir”, lamentó.

González Vaca destacó que nunca le habían enviado un cuerpo sin órganos al Semefo.

¿QUÉ DIJO LA GOBERNADORA?

La Gobernadora Marina del Pilar Ávila instruyó a parte de su Gabinete no sólo la atención a la familia de la victimas, sino acompañar a las autoridades federales en la investigación de las causas del fallecimiento.

LAS RENUNCIAS

Ante la presión social, el IMSS en Baja California aceptó las renuncias de la directora y de la subdirectora del Hospital de Gineco Pediatría número 31, cuyos nombres no fueron dados a conocer, pero no se han dado avances de la investigación sobre qué sucedió con Keren.

Ana María indicó que esta postura no es suficiente para la familia.

“¿Por qué renuncian si supuestamente no hay nada qué esconder? Nosotros no pedimos renuncias, pedimos justicia, que se sepa toda la verdad para que no haya más jóvenes muertas en el IMSS”.

DEFIENDE IMSS AUTOPSIA

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California sostuvo que no incurrió en ninguna ilegalidad al extraer los órganos de la paciente Keren, ya que es un procedimiento normado aplicable cuando no están claras las causas de un fallecimiento.

La titular del IMSS en Baja California, doctora Desirée Sagarnaga Durante, aclaró que en este caso se realizó una autopsia clínica, previa autorización de la familia.

Precisó que, un día después de iniciado el procedimiento, se tuvo conocimiento de que la familia había interpuesto una denuncia, lo que implicó entregar el cuerpo al Servicio Médico Forense.

 

El Presidente de Coparmex Mexicali, Octavio Sandoval López, pidió una investigación independiente del IMSS, en donde figure un representante de la familia de Keren Vallejo.

“El IMSS debe sustraerse de esa investigación por conflicto de interés, no se puede autoinvestigar, pedimos a la Delegada (del IMSS, Desireé Sagarnaga Durante) que revise los protocolos de la institución “, dijo.