VERANO A LA VISTA

Fashionistas en busca de las opciones más trendy acudieron a un nuevo spot para llevarse a casa los looks más deslumbrantes para el verano. 

La ropa de playa fue la protagonista de esta mañana en la que las presentes disfrutaron de una pasarela y un brunch. 

“Los trajes de baño nunca dejan de ser una excelente opción de cara a la temporada que sigue, pues siempre escogemos bikinis y demás”, mencionó Mariana Otero, publirrelacionista, “hay que observar las últimas novedades y tendencias”. 

El menú que probaron fue de tres tiempos y consistió en fruta, jugo verde, croque-monsieur y panqué y, en la mesa, las asistentes platicaron acerca del buen momento que atraviesa la moda en México, en especial, tras la pandemia.

“Se me pone la piel chinita, me encanta ver la industria emergente porque se ha trabajado muchos años para llegar a este punto, en el que podemos ver marcas consolidadas y nuevas con muchísimo talento, soy la primera en estar súper contenta e impulsar”, dijo Paola Wong, cocreadora de Pink Magnolia. 

En la primera convocatoria en México de la marca anfitriona, por la colección Nelblu x Carolina Braedt, las charlas enaltecieron el esfuerzo de las anfitrionas, quienes además de explicar los porqués de sus diseños, celebraron que se den este tipo de espacios creativos. 

“Las colaboraciones entre las firmas e influencers son muy interesantes, porque se descubre un mundo en conjunto y se crean sinergias muy bonitas; además, se descubren cosas novedosas que sirven para alcanzar el reconocimiento internacional”, destacó Arantza Bentin, fundadora del concepto.

Creo que la gente, tras la pandemia, quiere experimentar mucho con sus looks y arriesgarse con cosas diferentes: colores y prendas vivas, es decir, lo ‘risky’, pero colorido”.

VALERIA RINCÓN, fashion blogger
Valeria Rincón

Hay que estar muy atentas, la inspiración puede surgir en todos los lugares, como una película o serie, incluso con lo que sucede en otros países; siempre trato de estar abierta”.

CAROLINA BRAEDT, diseñadora

De acuerdo con la diseñadora peruana Carolina Braedt, esta colección nació de su interés en las tonalidades del higo, el cual en ocasiones adquiere matices únicos cuando las avispas polinizan y utilizan las higueras como panal, por lo que los cinco bikinis y cuatro sets mostrados en la pasarela destacaron por la viveza del color.