Nicolás Pizarro

PUEBLA.-Poco a poco, las actividades en el mundo ecuestre comienzan a adquirir buen ritmo, prueba de ello fue la jornada que se vivió en Quintas Ecuestres, en Puebla, donde diversos binomios dieron cátedra de habilidad en las complejas pruebas de salto. 

Con un grato ambiente que no cesó en ningún momento, jinetes y amazonas de varias nacionalidades mostraron su calidad en el circuito diseñado por el alemán Olaf Petersen, sobre todo, porque esta cita implica el preámbulo para más concursos en Europa previo a los Juegos Olímpicos. 

Rodrigo Lambre con su hijo, Theo

El nivel de los concursos ha subido muchísimo, tienes que dar tu 100 por ciento en cada una de las pistas para poder clasificar”.

Jorge Goñi, jinete
Katya Valdés con su hija, Isabella Goñi

Tal es el caso del ganador del Gran Premio CSI 2 Estrellas 1.50 metros Quintas Ecuestres, Nicolás Pizarro, quien tras el triunfo al lado de su caballo, “Enkidu”, se dijo feliz por el buen paso, mismo que lo podría hacer parte del equipo de salto que representará a México en Tokio 2021 y que se anunciará el 15 de junio. 

“Hay que darnos a conocer y que sepan dónde estamos, todo esto es preparación para el camino a Tokio, ya están mis otros dos caballos en Europa”, dijo Pizarro, quien próximamente competirá en Holanda, San Miguel de Allende e Italia, en la Copa de Naciones de Roma, “esperemos estar dentro, hay que ir día por día”.

Carlos Haghembeck, Stephy Faraón, Daniela Tornel y Jorge Nasser
Juan Carlos Arriaga en lomos de ‘Champion League’ obtuvo el lugar número 13 en la prueba Libre 1.40.
Maru Marín y Mariana Chedraui

En conjunto, la Federación Ecuestre Mexicana (FEM) y los organizadores, Carlos Haghembeck y Jorge Nasser, estuvieron detrás de cada detalle de la realización del Gran Premio, el cual contó con la presencia de 45 binomios de alto nivel. 

Al calor del sol y el constante viento, todos permanecieron a la expectativa de los obstáculos de una pista que exigió a los caballos y yeguas, ya que sólo siete binomios pasaron a la ronda de desempate.

María García y Andrés Díaz con los pequeños Juanjo y Santiago Salinas y sus mascotas, ‘Furby’ y ‘Chiara’
Eugenia y Beatriz Álvarez con Ana Graciela Portilla
Lorenza O’Farrill

“Es muy importante tener buenos paddocks y pistas, y que esto ayude a que el caballo que va nos pueda representar, porque no sólo son los mexicanos, sino gente de otros lados: Brasil, Guatemala, Dinamarca, todos están punteando para ir a los Juegos”, explicó Haghembeck. 

“Estos diseños necesitan mucha técnica, lo que hace que los animales se desarrollen de mejor manera”. 

Patricio Guasch y Sabrina Peralta
Francisco Pasquel y Manuel González

"Estamos tranquilos y felices, hace mucho no disfrutaba tanto la equitación como ahora”.

Francisco Pasquel, jinete

Asimismo, para familias y aficionados, este encuentro fue el pretexto ideal para disfrutar del aire libre poblano, pues, por su ubicación a sólo un par de horas de la Ciudad de México, el destino hizo que muchos se reencontraran con este deporte. 

“Con las medidas necesarias, pero creo que era hora de tener una competencia en forma, ya más normal, por así decirlo”, mencionó la aficionada Katya Valdés, quien asistió con su hija, Isabella, y su esposo, el jinete Jorge Goñi, “me encantan las Quintas, creo que es mi concurso favorito”.

Eduardo Sánchez Navarro en lomos de ‘Aymara Des Bergeries’