¿QUÉ PASÓ?

Accord Farma se convirtió en los primeros tres años del actual sexenio en una de las proveedoras más recurrentes del Sector Salud para compras de oncológicos, con 74 contratos por 485 mdp.

Sin embargo, la SFP inhabilitó hasta agosto de 2025 a esta proveedora india y filial en México del consorcio Intas Pharmaceuticals. La sanción se debió a que hizo una entrega incompleta de medicinas al ISSSTE. Pero el desabasto de medicamentos contra el cáncer ha afectado al Gobierno desde hace tres años.

2019

Iniciando el año, el Gobierno del Presidente López Obrador abrió un frente con productoras de medicamentos oncológicos, lo que impactó en el abasto.

Las autoridades suspendieron una  línea de producción del metotrexato, uno de los principales medicamentos para tratar el cáncer infantil, derivado de una verificación de Cofepris por una denuncia anónima sobre ocho pacientes del Hospital para el Niño Poblano que habían tenido reacciones adversas al medicamento en febrero.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador y el Gabinete de Salud denunciaron que farmacéuticas los estabam “chantajeando” para distribuir medicamentos oncológicos a cambio de reabrir las plantas. Pero fuentes de la SHCP aclararon que no presionaron, pero sí intentaron cabildear en la Oficialía Mayor la continuidad en la distribución.

Para la compra consolidada del segundo semestre de 2019, solo se compraron 16 de los 36 fármacos necesarios para el tratamiento del cáncer en niños, niñas y adolescentes.

Entre los faltantes estaban el metotrexato en solución inyectable y la vincristina, un medicamento que se utiliza para tratar algunos tipos de leucemia. Estas adquisiciones se hicieron públicas en Compranet hasta el 1 de octubre de 2019.

El 26 de agosto de 2019 padres de niños y niñas con cáncer bloquearon el AICM ante la falta de metotrexato, en el Hospital Infantil de México de la Ssa y en el Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE.

La Ssa reconoció que esto se debía a un problema con uno de los laboratorios productores. El lote del medicamento de Pisa fue detenido por la Cofepris.

Si no se da una dosis, puede esperarse algunos días, no hay ninguna urgencia”.

Jorge Alcocer, titular de la Ssa sobre el desabasto de metotrexato.

Alcocer también afirmó que aunque el metotrexato ayuda al tratamiento de cáncer, podía sustituirse por otro.

El 28 de agosto, directivos del Hospital Infantil de México señalaron que la falta de metotrexato se presentaba también en otros hospitales como los Institutos Nacionales de Pediatría y de Cancerología, y que el desabasto había comenzado dos semanas atrás.

Ante ello, las autoridades de salud pidieron apoyo de emergencia al IMSS, institución que prestó el medicamento al Hospital Infantil.

El desabasto de metotrexato en algunos hospitales, no adquirido en la compra del segundo semestre de 2019, obligó a las autoridades a hacer compras de emergencia con una farmacéutica francesa.

El 21 de septiembre se anunció la llegada del metotrexato a México, y el Gobierno afirmó que no se escatimarían recursos para la salud de la niñez. Sin embargo, un nuevo problema se sumó: el medicamento de Laboratorios Mylan había sido comprado sin contar con  registro sanitario de la Cofepris.

2020

El 22 de enero, padres de niños con cáncer se manifestaron por segunda vez en el AICM. El Gobierno ese día informó que se habían entregado 451 piezas de vincristina al Hospital Infantil de México, pero los medicamentos no estaban porque la Oficialía Mayor de la SHCP no los había comprado.

El 20 de marzo, el Comité de Adquisiciones de la SHCP dictaminó favorable la adjudicación directa de siete medicamentos, de los 36 para cáncer infantil, a la argentina Laboratorios Kemex y a Ultra Laboratorios. También adjudicó 13 medicamentos a Zurich Pharma, pero ésta se desistió de tres porque estaba impedida para proveerlos al 100%. Por ello la Oficialía debió iniciar un nuevo procedimiento que concluyó en abril.

El 21 de abril se realizó una segunda adjudicación directa a Alvartis Pharma y Laboratorios Kemex. Abarcó 20 oncológicos para ocho instituciones y dependencias, y para el 28 de abril hubo una tercera adjudicación para Pemex, con Zurich Pharma y Laboratorios Kemex.

Estas compras no se realizaron a tiempo y, por lo tanto, no hubo medicamentos durante enero, febrero y los primeros 20 días de marzo y se extendió. Se sumó el colapso del Sector Salud con la llegada de la Covid-19.

El 25 de mayo, el Insabi anunció la llegada de un vuelo de Argentina con oncológicos y que estaba pendiente la revisión de la Cofepris para su distribución. El Movimiento Nacional de Salud y el personal médico lamentaron que fueran medicamentos importados, pues nunca habían sido suministrados en el País y los componentes no eran iguales a los usados.

Las compras de emergencia llevaron al Gobierno a permitir el ingreso de medicamentos sin el aval de la Cofepris, como el metotrexato que había llegado el 23 de enero. Cinco días después, se publicó un acuerdo eliminando ese requisito.

El 31 de julio de 2020, el Presidente López Obrador anunció un acuerdo entre UNOPS y el Insabi para la compra consolidada de medicamentos que también resultó fallido.

El 10 de octubre, la Cofepris admitió un robo de oncológicos en una bodega de la empresa Novag Infancia. Estos los había adjudicado la Oficialía Mayor a Laboratorios Kemex en marzo y abril. Esto demostró que había medicamentos almacenados que no llegaron a los hospitales.

2021

En el primer semestre de 2021, el Gobierno sólo había entregado el 3.1% de los oncológicos requeridos por 30 entidades federativas. El retraso en la entrega de las compras consolidadas gestionadas por UNOPS y el veto del Gobierno a Pisa son algunos de los factores que explican la falta de oncológicos.

A finales de junio de 2021, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, acusó que las denuncias por desabasto de oncológicos infantiles tenían fines golpistas.

Fuentes: Impunidad Cero, Tercer Informe de Gobierno, Instituto Farmacéutico