DOCUMENTOS CLASIFICADOS

A principios de este año, se dio a conocer que el ex Mandatario se había llevado documentos clasificados de la Casa Blanca tras su derrota electoral en 2020, lo que condujo a las autoridades federales a iniciar una investigación.

¿QUÉ INFORMACIÓN TENÍAN LOS DOCUMENTOS?

The Washington Post señaló que los agentes buscaban material de la Casa Blanca relacionado con programas de armas nucleares. Sin embargo, Trump negó dicho informe.
 

ALLANAMIENTO EN CASA DE TRUMP

Finalmente, las autoridades solicitaron una orden de cateo a un juez para determinar qué permanecía bajo la custodia del ex Presidente. De acuerdo con reportes, los agentes se llevaron alrededor de una docena de cajas de material que sustrajeron de una caja fuerte.

Según The Washington Post, una orden de allanamiento permite a las autoridades registrar en un lugar específico pruebas relacionadas con algún posible delito.

Especialistas consultados por dicho medio estadounidense señalaron que las órdenes de allanamiento también podrían permitir que los investigadores tomar posesión de documentos clasificados sin requerir abogados.

Trump y sus seguidores calificaron la acción del FBI como ilegal y políticamente motivada.

Tras el cateo, funcionarios advirtieron de un aumento en las amenazas contra agentes federales. El jueves, un hombre, con un chaleco antibalas y armado, intentó irrumpir en las oficinas del FBI en Ohio.

Según medios estadounidenses, el seguidor de Trump había publicado un “llamado a las armas” en Truth Social, la red social del ex Presidente.

PIDEN HACER PÚBLICA LA ORDEN

El Departamento de Justicia le pidió a un tribunal hacer pública la orden de allanamiento que el FBI recibió para registrar la finca Mar-a-Lago de Trump, reconociendo el extraordinario interés público en el caso.

La solicitud fue notable porque tales documentos tradicionalmente permanecen sellados durante una investigación pendiente. Pero el Departamento de Justicia pareció reconocer que su silencio desde la búsqueda había creado un blanco para ataques del ex Presidente y sus aliados, y el Secretario de Justicia Merrick Garland consideró prudente responder a las exigencias generalizadas de detalles sobre lo que llevó a la medida del FBI.

“El interés claro y poderoso del público en comprender lo que ocurrió bajo estas circunstancias pesa enormemente a favor de desprecintar”, señala una moción presentada el jueves ante una corte federal de Florida para solicitar la remoción de la precinta.

Por su parte, Tump exigió a última hora del jueves que se publique de forma “inmediata” la orden.

No sólo no me opondré a la publicación de los documentos... Voy un paso más allá al ANIMAR la publicación inmediata de esos documentos”.

Donald Trump, ex Presidente de EU

Eso significa que el público podría ver una versión de la orden, con información confidencial redactada.

¿QUÉ SE SABE DE LOS DOCUMENTOS QUE TOMÓ TRUMP?

Según documentos judiciales publicados el viernes (12/08/22), los registros incautados incluyen algunos que fueron clasificados como de alto secreto y también “información confidencial compartimentada”, una categoría especial destinada a proteger los secretos más importantes de la nación y aquellos que, de revelarse públicamente, dañarían los intereses estadounidenses. 

Los registros judiciales no proporcionaron detalles específicos sobre los documentos o qué información podrían contener. 

Los agentes federales recopilaron otros posibles registros presidenciales, incluida la orden de indulto a Roger Stone, un aliado de Trump, una “caja de documentos encuadernada en cuero” e información sobre el “Presidente de Francia”. 

En el allanamiento también se incautaron una carpeta con fotografías, una nota manuscrita, “documentos secretos diversos” y “documentos confidenciales diversos”.

¿SERÁ TRUMP SEÑALADO POR ALGÚN DELITO?

La orden que se dio a conocer este viernes detalla que los agentes federales estaban investigando posibles violaciones de tres leyes federales diferentes, incluida una que rige la recopilación, transmisión o pérdida de información de defensa en virtud de la Ley de Espionaje. 

Los demás estatutos abordan la ocultación, mutilación o eliminación de registros y la destrucción, alteración o falsificación de registros en investigaciones federales.