Julio César Cuenca, Alicia Villaseñor, Valeria Cuenca y Julio Cuenca

Junto a sus seres queridos, Julio Cuenca disfrutó de una íntima celebración a propósito de su cumpleaños 80, mismo que coincidió con el 50 aniversario de Cuenca Grupo Automotriz, la empresa de restauración de autos clásicos que fundó.

En el festejo, el también coleccionista contó exhibió algunos coches que ha restaurado, que más allá de lo llamativo, significaron una muestra de su legado y experiencia de vida, los cuales observaron familiares y amigos, quienes se dieron cita para desearle lo mejor.

“Estoy inmensamente feliz, ni yo me lo creo, me siento mejor que antes, hasta que el poder superior me diga ‘ya’. Si yo me fuera el día de mañana, me iría contento, porque he tenido una esposa maravillosa y dos hijos divinos que han compartido conmigo”, expresó el cumpleañero, Julio Cuenca, quien eligió su taller como spot para llevar a cabo su fiesta.

Soy la persona más feliz, mi trabajo me gusta y es fascinante; el grupo de personas que conoces por los coches es increíble”.

JULIO CUENCA, restaurador automotriz y cumpleañero
Martha de la Torre y Salvador Cerón
José Luis García, Jerónimo García y Sandra Morales

Con más de una veintena de autos clásicos, de procedencia americana y europea, los presentes aprovecharon para sumergirse dentro de algunos diseños icónicos del mundo motor.

Pues mediante la exhibición de autos como Jaguar, Porsche, Austin Healey, Mercedes-Benz, Packard, Alfa Romeo, entre otros, quedó claro el entusiasmo que hubo detrás de cada uno de ellos.

“Yo lo tenía que controlar en el aspecto del dinero, porque los fierros era lo que le importaba, era algo pesado, pero estoy muy orgullosa, estamos muy bien y es lo que importa”, dijo Alicia Villaseñor, esposa Julio Cuenca, “todos los eventos de coches, no se los perdía, es apasionadísimo”.

Ivonne Aldana y Guillermo Encinas
Eduardo Peralta y Ava Peralta
Fernando Tovar y de Teresa

A su llegada y con regalo en mano, prácticamente todos los invitados dieron un cálido abrazo de felicitación al cumpleañero, Julio Cuenca, a quien no sólo reconocieron por su labor, sino por su calidad humana.

“Lo adoro, es un tipo que siempre hace todo lo que puede por sus amistades, es incondicional, un súper papá, muy profesional a lo que se dedica y un gran amigo”, destacó el abogado Fernando Tovar y de Teresa, quien recurrió a los servicios de Julio Cuenca con su Austin Healey 3000 1962.

Asimismo, previo a iniciar una convivencia alrededor de los alimentos, el equipo de Cuenca Grupo Automotriz se reunió con el hombre que inició este proyecto para reconocerlo por su recorrido personal y laboral, y con ello desearle lo mejor en el especial día.

Erika Grothe y Julio César Cuenca
Lourdes Sánchez y José Abraham Sánchez
Julio Cuenca y Fernando García Limón

Don Julio se ha abocado a ver y conseguir partes para dejar coches en una condición hasta el 100 por ciento de originalidad”.

FERNANDO GARCÍA LIMÓN, socio fundador del Club y Museo del Automóvil Puebla
UN LEGADO DE LUJO
Julio César Cuenca y su papá, Julio Cuenca

A lo largo de medio siglo, Cuenca Grupo Automotriz se ha encargado desde 1972 de buscar, restaurar y presentar de manera profesional autos antiguos y clásicos, hasta crearse el prestigio de ser una de las firmas más reconocidas.

Sin embargo, el génesis de todo se remonta aún más atrás, cuando Julio Cuenca, de entonces 18 años, recuperó aquel Fiat 600, modelo 1957, que representó su primera venta y que abrió en él un camino hacia la especialización.

“Tengo la pasión de los coches y la restauración, no digo que sea un rol, sino que lo traes dentro, hay muchos que se dedican a lo mismo, pero que no hacen un buen trabajo, hay que ponerle alma, conocimiento y detalle”, comentó Julio Cuenca, el fundador de esta empresa familiar.

Tanto en certámenes nacionales como internacionales, las creaciones que han concretado han sido distinguidas con más de 170 premios, entre ellos el “Best of the Show”, del Concurso Internacional de Elegancia.

Es mi maestro de vida y compañero de trabajo, estoy orgulloso de él; estoy seguro que juntos haremos algo increíble”.

JULIO CÉSAR CUENCA, hijo
Josh Wiechers y Alpis Flores
Fátima Purón y Salvador Cerón
Ramón González

Julio Cuenca es una buena persona, un excelente amigo, así como uno de los mejores restauradores del mundo”.

JORGE RAMOS, amigo

Por ello, siempre que en Cuenca Grupo Automotriz emprenden un nuevo proyecto, atender aspectos en su más mínimo detalle es algo fundamental, pues según recordó el experto Julio Cuenca han llegado a tardarse cinco años con un solo coche, como lo fue el Packard 1950, que es de su propiedad.

“El cromo es algo grande, si es que vas a concursar y lo verán jueces, igualmente la hojalatería y la pintura, es decir, que lo miren de lado y luzca planchado, sin una sola falla”, explicó Julio Cuenca, “la perfección es difícil; todo es complejo en este trabajo, hay que ser muy profesionales”.

Rogelio Beltrán, Lucía Beltrán y Liliana González
Eduardo Alberto Saad y Consuelo Zermeño
Mónica Posada y Javier Posada
Valeria Cuenca y Julio Cuenca

Crecimos en el mundo de los autos clásicos, dándoles un valor, cariño especial, reviviendo el pasado, la belleza, el trabajo y la dedicación”.

VALERIA CUENCA, hija
SERVICIO PROFESIONAL

Aunque cada caso es único, hay algunos pasos que se siguen en Cuenca Grupo Automotriz para realizar una restauración de autos clásicos.

  • El primero de ellos es el afinar los puntos clave del plan.
  • Después, continuar con el desarme, pieza por pieza
  • Bajar la carrocería, el chasis e incluso desarmar motores.
  • Por último, enfocarse en la hojalatería.
Mónica Posada y Javier Posada

Son unas joyas espectaculares, únicas en México, él las tiene muy bien cuidadas”.

AMAYA ASTIGARRAGA, amiga de la familia