DE BODA EN BAJA

Hace tres años, Andrés Jaime le propuso matrimonio a Paola Reyner, sin imaginar que los planes de su boda tendrían varios cambios, los cuales necesitaban la paciencia de ambos para que cuando llegara su gran día, lo disfrutaran al máximo.

Aunque tenían programado su enlace para 2020, lo celebraron hasta ahora, pues en el camino se cruzó la pandemia por Covid-19 y la llegada de su hija, Martina, quien fue el mejor regalo en la fiesta para los recién casados.

La pareja organizó una destination wedding en el Hotel Bruma Casa 8, en Valle de Guadalupe, Ensenada, con la finalidad de disfrutar a todos sus seres queridos por varios días y en distintos happenings, ya que, actualmente, radica en Nueva York.

“La idea era hacerlo en un lugar intermedio porque venían personas de todas partes y también porque queríamos más tiempo para convivir con la gente. Se hicieron varios eventos durante el fin de semana para gozarlo al máximo y, además, ese destino nos encanta”, dijo el novio.

Eugenio Peredo y Juan Carlos Valladolid

Les deseo todo el amor del mundo y que sean felices por siempre. Fue un fin de nostalgia y alegría porque nos juntamos el grupo de amigos que empezó en México y ahora todos vivimos en diferentes lugares del mundo, pero el amor de Paola y Andrés nos reunió”.

JUAN CARLOS VALLADOLID, publirrelacionista

Fue así que antes de su alianza, hubo un rompe hielos para que los invitados se conocieran, en el que un grupo de mariachis amenizó la tarde; además, llevaron a cabo un coctel en el que consintieron a los presentes con tostadas de La Guerrerense, famosas en la zona.

“Disfruté absolutamente todo, estuve presente en cada momento, no pensaba en lo que venía después, realmente, siento que lo viví intensamente. Hubo una energía espectacular, un amor y una vibra incondicional de los invitados”, compartió Paola, quien es cofundadora de la plataforma What a Woman.

Para el día de la unión, Victoria Oliva encabezó la ceremonia, la cual fue personalizada y tanto Andrés como Paola se dedicaron unas emotivas palabras.

“Llevábamos tanto tiempo de planearlo y soñarlo que no sabía qué esperar, no teníamos ninguna expectativa, pero fue increíble. No quisimos una unión religiosa, fue simbólica y me encantó porque significó confirmar y celebrar algo que poco a poco hemos construido”, explicó el financiero.

“La encargada de presidirla es nuestra amiga, nos entrevistó por separado antes para entendernos mejor; fue muy importante para nosotros que lo hiciera alguien que nos conoce. La verdad, fue chistoso que sí me puse un poco nervioso, he estado en mil foros y no me da pena hablar en público por mi trabajo, pero ahí me ganó la emoción”.

Alejandra Garza, Ana Isabel Irazábal y Galia Katz

Les deseo una vida llena de amor y momentos increíbles; fue lo máximo ser parte de una boda mágica, llena de tanto cariño y volver a ver a gente especial. ¡Felicidades a mi adorada amiga, Paola, a Andrés y Martina. Adoro a la familia Jaime Reyner!”.

ANA ISABEL IRAZÁBAL
Fernando Guillemin y Tania Bejarano

Posteriormente, se dirigieron a la recepción, en la que disfrutaron de un banquete que consistió en un taco de fideo a las brasas, pechuga rellena de queso crema y pimientos, acompañada de risotto a la parmesana y zanahorias criollas, además de pan de elote y sinfonía de chocolate de postre.

Durante el festejo, primero tocó un grupo de son cubano; después, el DJ Imazue fue el encargado de poner a bailar a los asistentes con sus beats y, cuando acabó su presentación,amigos de la pareja tomaron la consola para mezclar y seguir en la pista.

 

Pedro León y Nallely Favila

Es así que un fin de semana que parecía no llegar para los novios, se convirtió en una de las mejores experiencias, pues reafirmaron su amor frente a las personas que más quieren y, lo más especial, en compañía de su pequeña.

“Fue inexplicable, algo demasiado especial, Martina representa un pedazo del amor que nos tenemos Andrés y yo hecho personita, ni siquiera lo puedo poner en palabras. No me imagino mi boda sin ella, era una pieza clave”, contó la novia.

Para Andrés y Paola, tener a su hija, Martina, en su boda fue valioso; incluso, la pequeña aprendió a caminar un par de semanas antes del gran día, por lo que ella también pudo desfilar hacia el altar en el cortejo nupcial.

A mí me gustó mucho que no fue algo tradicional, en el sentido de que la gente se casa, vive junta y luego tiene hijos, pero, aquí, por una u otra circunstancia, fue al revés y lo sentí más bonito”.

ANDRÉS JAIME, financiero

Lo interesante de nuestra vida juntos es cómo nos enamoramos de diferentes facetas, no son las mismas cosas que nos entusiasmaban cuando empezamos el noviazgo o nos comprometimos; me tocó verlo convertirse en papá y me encanta mirarlo con Martina”.

PAOLA REYNER, cofundadora de What a Woman

UNIDOS

La ceremonia fue oficiada por Victoria Oliva, Fernando Guillemin y Tania Bejarano una de las mejores amigas de Paola, quien los invitó a que se dedicaran algunas palabras y diseñó un speech basado en su historia. Además de sus seres queridos, la pareja decidió que ‘Chencha’, su mascota, los acompañara en el altar para compartir con ella este día tan especial.

CANCIONES PARA EL RECUERDO

Aunque los novios prefirieron que no hubiera momentos tradicionales como en otras bodas,
los bailes con sus padres no pudieron faltar.

PREVIO A LA FIESTA