El pro bono puede realizarse en cualquier actividad profesional, pero ha cobrado mayor relevancia en el ámbito legal por la manera en que ha contribuido con la comunidad, a través de la cooperación con organizaciones de la sociedad civil, asesorándolas en sus procesos legales. Pero para que este trabajo en conjunto se logre, es necesaria la participación de un protagonista clave, las clearing houses.

Los centros de coordinación de asuntos pro bono, mejor conocidos como clearing houses, son organizaciones que identifican temas de impacto social y que concilian a los involucrados, es decir, a los abogados y al beneficiario de la ayuda legal, que puede ser una persona o una organización de la sociedad civil. Asimismo, se encargan de identificar al especialista o despacho legal con los conocimientos necesarios para atender un determinado caso pro bono, así como realizar el seguimiento del caso para asegurarse que todo se realice correctamente.

Además, algunas clearing houses también realizan talleres, conferencias, foros y clínicas jurídicas con la finalidad de fortalecer e incrementar el trabajo pro bono.

¿Pero cómo se lleva a cabo esta vinculación? Maru Cortázar, directora ejecutiva de Appleseed México, señala que entre las clearing houses los procesos varían, pero se basan en los Estándares Pro Bono para su labor. Algunas atienden casos pertenecientes a distintas ramas legales y otras se especializan en áreas más concretas, como es el caso de Appleseed México, que por la naturaleza de su red, se ha especializado en temas migratorios como protección a la niñez que migra sin compañía y atención a la familia migrante en todo el ciclo migratorio. “Nosotros identificamos y atendemos situaciones migratorias, donde hacemos investigación legal profunda para darle solución y generar un cambio de largo alcance y duradero. De ahí que uno de los proyectos que tenemos es el fortalecimiento legal de las organizaciones de la sociedad civil, pero bajo un enfoque de cambio sistémico porque lo que buscamos es tener un sector social en México fuerte en cumplimiento legal, que sea transparente y que les permita ser sostenibles”.

Esto se debe a que en México el marco legal de las organizaciones de la sociedad civil (OSC) es cada día más amplio y más complejo, es decir, existen diversas materias donde los organismos tienen que detectar su correcto cumplimiento. Las cuestiones más comunes son:

Asimismo, Appleseed desarrolló un sistema integral de atención para las organizaciones, en el cual es posible consultar manuales, infografías y folletos con información legal concerniente a las cuestiones anteriormente mencionadas. Además, constantemente informan sobre cualquier modificación en las leyes que pueda afectar la operación de éstas y ofrecen talleres o webinars sobre diversos temas que puedan ser de su interés.

¿Cómo contactar a una clearing house ?

El proceso es muy sencillo, a través de los sitios web de las clearing houses se puede solicitar asesoría legal pro bono, solo es necesario llenar un formulario para que un colaborador del organismo se ponga en contacto e indique los siguientes pasos y documentos necesarios.

“Cuando llega el requerimiento de una asesoría legal gratuita, los abogados internos de la clearing house revisan y analizan la necesidad, y lo canalizan a los despachos que forman parte del organismo. En Appleseed México este proceso lo realizamos mediante una plataforma digital donde los abogados pueden ver el menú de asuntos que tenemos abiertos y elegir cuál atender”.

Durante la resolución del caso o asunto jurídico, la clearing house ofrecerá acompañamiento para aclarar dudas y atender cualquier necesidad adicional que surja.

El compromiso de servir al interés público

Como lo hemos explicado, el propósito del clearing house es vincular tanto a personas de sectores vulnerables de la población como a organizaciones de la sociedad civil con abogados y firmas legales. Pero ¿cómo se unen estos últimos? El procedimiento es similar al de solicitud de servicios, los interesados deben de llenar un formulario y firmar una carta compromiso, además de cubrir los requerimientos particulares de cada clearing house.

Al ayudar a estos grupos vulnerables, los miembros tienen una oportunidad única de desarrollar sus habilidades y cumplir con el compromiso de servir al interés público en su campo de especialización. “Al trabajar de la mano con una clearing house, el abogado o despacho tendrá opciones de trabajo pro bono de calidad. Además, es una oportunidad para crear una comunidad legal para compartir mejores prácticas en la materia”.

Cada una tiene procesos diferentes, la Fundación Barra Mexicana da apoyo a organizaciones y a personas físicas, el Centro Mexicano Pro Bono posee áreas de expertise, pero también ayudan a organizaciones e imparte talleres, y Appleseed México asesora a organizaciones de la sociedad , pero todas buscamos el mismo fin...generar un cambio en nuestra sociedad”.

Maru Cortázar, Directora Ejecutiva de Appleseed México