DIBANHI, EN COAHUILA

Desde hace un año, María Guadalupe Pérez Ayala pide a las autoridades que busquen, le den reportes y no le pierdan la pista a su hija Jovanna Dibanhi Aguilar Pérez, quien desapareció en Torreón el 25 de junio de 2021.

En lugar de respuestas, esta madre se ha acostumbrado a escuchar en la Fiscalía y el Ministerio Público quejas por sus constantes visitas para saber el curso de la investigación.

“¿Otra vez aquí, señora? ¡Váyase ya! Venga hasta que la llamemos”.

Guadalupe y Dibanhi antes de la poco antes de la desaparición.

Pérez Ayala señaló como el principal sospechoso de la desaparición de su hija al novio de ésta, quien se presentó con la familia, le propuso matrimonio y, tras su desaparición, se escondió y luego negó cualquier relación formal.

Dijo que sólo la quería para acostarse con ella, que era casado y con hijos. Mi hija desapareció en situaciones muy sospechosas, raras".

Guadalupe Ayala

LE ARREBATAN A HIJA Y ESPOSO

Guadalupe Loaiza, quien en días previos al 10 de mayo cargó su pala, sombrero y mucha agua por las temperaturas de más de 40 grados en zonas desérticas de Sonora, donde busca fosas, recuerda que a su hija Yosineydi Hernández Loaiza y a su esposo se los arrebataron en su cara.

El 11 de agosto de 2020, ambos fueron plagiados frente a ella por un comando que ingresó a su vivienda en una falda de un cerro en el Municipio de Guaymas, uno de los más violentos del País.

Guadalupe Loaiza en búsqueda de restos en desierto de Sonora.

Eran como las cinco de la tarde, vinieron a la casa por ella dos hombres armados, me dijeron querían hacerle unas preguntas y su papá se quiso ir con ella, dijeron que después me la regresaban. ¡Mentira! Ya un año año nueve meses y nada. Hace rato estaba llorando por ella, es lo peor que le pasa a una madre".

Guadalupe Loaiza

Las búsquedas las hace solo con el Colectivo Guerreras Buscadoras, pues desde las desapariciones, teme que acudir a la Fiscalía o preguntar por ellos en las calles la vuelva una víctima más.

EL VERACRUZANO EN JALISCO

El 18 de diciembre de 2016, el veracruzano Manuel Amante Torres viajó hasta el Municipio de Autlán de Navarro, en Jalisco, para pasar las fiestas decembrinas en la ciudad originaria de su novia, pero 11 días después fue plagiado por un comando, narró su madre Beatriz Torres Zuleta.

Torres Zuleta detalló a Grupo REFORMA que el comerciante originario de Xalapa fue sacado de su camioneta, frente al Palacio Municipal, por un grupo del CJNG.

Beatriz, madre de Manuel, sostiene su retrato.

“Lo primero que me dice es ‘un comando armado se llevó a su hijo’, le digo ‘¿De qué me estás hablando?’”, cuenta Beatriz al recordar la llamada con la novia de la víctima.

Me sacó totalmente de lugar, esa noticia para mí fue muy desgarradora. Le dije de qué hablas, quién fue, y me dice ‘es que no sé, nuestras vidas corren peligro'".

Beatriz Torres

En su búsqueda de autoridades encontró una oficina vacía de la Procuraduría estatal, y respecto a la actual Federación, aseguró que no se ha generado ningún cambio. 

“Lamentablemente, está todo totalmente rebasado y yo siento que todo es culpa del Gobierno, está fuera de control y cada vez hay más desapariciones, no para, va creciendo más”, dijo con desconsuelo.

'SE LO LLEVARON LOS MARINOS'

El mayor deseo que tiene María Elena Domínguez Rodríguez es ver a su hijo Jorge Antonio Hernández Domínguez, quien desapareció, asegura, tras ser raptado por elementos de la Secretaría de Marina el 4 de abril de 2018 en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

La Marina dio disculpa pública por 27 desapariciones perpetradas.

Ojalá este Día de las Madres algunas tengamos una felicidad, a nuestros hijos, volver a ver a nuestros hijos, saber qué hicieron, dónde están o por qué se los llevaron".

María Elena Domínguez

Su hijo, ciudadano estadounidense, originario de Dallas, Texas, y de entonces 18 años, así como un albañil de nombre Juan Carlos Zaragoza, fueron subidos a una camioneta que presuntamente era de la Marina, todo enfrente de su esposo.

De acuerdo con la Recomendación 36VG/2020 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, elementos de la Marina habrían desaparecido al menos a 27 personas en Nuevo Laredo, en el primer semestre de 2018.

En julio del año pasado, la Secretaría de Marina ofreció disculpas públicas por esos hechos.

UN MILITAR VALIOSO

Rosario Cano afirma que su corazón sabe que su hijo Mario Alberto Morales Cano está vivo.

El viernes 2 de julio de 2010, en Coahuila y cuando Mario Alberto tenía 24 años, una camioneta interceptó el paso del ex militar y entonces policía local, lo bajaron a punta de pistola y desde ahí se desconoce su paradero, narró su madre.

Rosario cree que el jefe de su hijo, un policía municipal que señala estaba vinculado al Cártel de Los Zetas, le tendió la trampa a su hijo tras escuchar que se iría de Torreón, a donde llegó proveniente de Chihuahua para vivir con su esposa.

Ay señora, es que su hijo era militar y en esta zona, un militar es valioso".

FGE Coahuila
Mario Alberto junto a sus padres.

Tenía apenas un mes y medio que acaba de entrar a las filas de la Policía municipal. Aquí en Chihuahua trabajaba en la Fuerza Aérea, pedí ayuda a la milicia y tampoco quisieron buscarlo".

Rosario Cano

DORIDEY, SUS TRES HIJOS Y LA ABUELA

Guillermina Espiga es quien recibe los abrazos y felicitaciones por el Día de la Madre de parte de sus tres nietos desde hace tres años, mismo tiempo que la madre de éstos, su hija Doridey Machorro Espiga, se encuentra como desaparecida. 

En Puebla, Guillermina y su esposo se encargan de la manutención de un niño, de nueve años de edad; de otra niña, de 11, y una adolescente, de 16 años, desde el 2 de mayo del 2019, cuando su hija desapareció tras salir a las 6:00 horas a preparar el auto para ir a dejar a la escuela a sus hijos.

Foto publicada por 'Mina' previo al 10 de mayo.

Era su hora de salir, de levantarse y checar la camioneta, salió con un bote a revisarle el aceite, mi nieta y yo vimos que tardaba en volver, salí por ella y ya no supimos nada".

'Mina' Espiga

Doridey no dejó rastro de su partida de San Juan Acozac, en el Municipio de Los Reyes de Juárez, y aunque su madre ha repetido en más de una ocasión a las autoridades que su hija no tenía novio ni salía con nadie, estas se empeñan en decirle que ella se fue con algún hombre.

ENTRE BÚSQUEDA Y AMENAZAS

La búsqueda de su hija Pamela Leticia Portillo Hernández ha provocado que Lourdes Hernández reciba amenazas de muerte desde hace 12 años en Chihuahua.

El 25 de julio de 2010, Pamela Leticia, de entonces 22 años de edad, fue vista por última vez en la ciudad de Chihuahua, y su madre Lourdes afirma que fue desaparecida por un grupo de militares y policías estatales.

Lourdes junto a sus otras dos hijas.

Como parte de sus investigaciones, esta madre se enteró de que junto con su hija un militar también fue desaparecido, pero, ante la duda, investigó el historial de este uniformado.

Me doy cuenta de que estaba vinculado con el narcotráfico y empiezo a sacarle cosas, entonces empiezo a tener amenazas y muchos problemas“, relató.

Es algo que no puedes olvidar, cuando muere tu hijo yo pienso que, pues bueno, ya está descansando; pero cuando no está, que no sabes nada... quisiera saber si no le han hecho nada o dónde está, toda esa incertidumbre que revolotea diario”.

Lourdes Hernández

DOBLE DESAPARICIÓN

Marcela Balderas asegura que ha visto desaparecer el cuerpo de su hijo, Cosme Humberto Alarcón Balderas, en más de una ocasión desde hace 11 años en Coahuila, según lo relatado a Grupo REFORMA.

La madre contó que, al día siguiente de su extravío, un 6 de mayo de 2011, ella estuvo a metros de su cuerpo, pero un error en el informe policiaco los separó.

El cuerpo, que coincidía con las características físicas y vestimenta de su hijo, no fue entregado porque las autoridades aseguraron que éste tenía apariencia de un hombre de 25 años, y no de 16, edad de Cosme Humberto.

Marcela y Cosme antes de mayo del 2011.

El expediente del cuerpo de mi hijo lo tenían perdido. Me hicieron pasar siete años de tortura y no tenía que haber pasado por eso. Al ver la fotografía, tras pelear mucho para ver las fotos de Semefo, lo reconocí plenamente, le vi su carita, era mi querido hijo. He pasado varias exhumaciones, algunas masivas y yo con el corazón en pena, espero resultados, pero no lo encuentran".

Marcela

Marcela reprocha a las autoridades que pudiendo recibir el cuerpo de su hijo la misma semana de su desaparición, su negligencia la mantenga aún es espera a 11 años de su muerte.

'POLICÍAS SE LO LLEVARON'

Policías locales son los principales sospechosos de la desaparición de Ricardo Delgado Valerio hace siete años en el puerto de Veracruz, aseguró la madre de éste, Leticia Valerio.

En 2015, Leticia Valerio, de casi 60 años, recibió la noticia de que su hijo fue sacado alrededor de las 3:00 de la madrugada de un bar del Centro Histórico por personas identificadas como policías.

Leticia junto a su hijo el último 10 de Mayo antes de su desaparición.

Salió del bar y después entró con otras dos personas diferentes y esas personas que lo llevaban, la mesera dijo que eran policías, yo creo que los conocía".

Leticia Valerio

En ese momento, el hijo de Leticia trabaja como jefe de seguridad del ex diputado priista José Ramón Gutiérrez de Velasco, de quien asegura nunca recibió apoyo.

Desde entonces, pasó de celebrar el día de las madres en restaurantes de la zona conurbada de Veracruz, a donde su hijo solía llevarla, a formar parte de las marchas que cada año hace el Colectivo Solecito de Veracruz, junto a decenas de madres que al igual que ella, perdieron a sus hijos.

'CREEN QUE ESTÁ VIVA'

A ocho años de su desaparición en el Estado de México, Angélica Rodríguez Monroy cree que su hija Viridiana Morales Rodríguez está viva.

La joven estudiante de psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) desapareció el 12 de agosto de 2012 en el Municipio de Tenango del Valle, justo cuando planeaba festejar con su esposo Roberto su primer aniversario de boda.

Pero en lugar de festejo, la madre de Viridiana no supo más de ella en un lugar con poca señal telefónica, y con el paso del tiempo, indagatorias de la Fiscalía General de la República (FGR) apuntan que ella podría ser víctima de trata de blancas.

Angélica en marcha feminista.

Me da mucha esperanza, pero también me da terror, porque les quitan la voluntad, entonces no sé a qué me voy a enfrentar cuando la tenga enfrente, no sé si estoy lista”.

Angélica

Ella también reclama que la Fiscalía del Estado de México no ha realizado investigaciones desde hace más de un año, y que el Fiscal la recibía sólo por 15 minutos cuando a ella le tomaba 6 horas llegar a sus oficinas desde Cuernavaca, Morelos.