Luis Gálvez, quien recientemente fue homenajeado con el Premio de la Excelencia Universal por su trayectoria y los 46 años años de su restaurante Les Moustaches; el escritor Rodrigo Amerlinck, Cheli y Salvador González.

Después de más de un año sin actividades presenciales, la Academia Mexicana de Gastronomía regresómás fuerte que nunca y lista para restablecer sus reuniones mensuales.

“Estoy muy contento porque estuvimos toda la pandemia sin vernos y, desgraciadamente no pude venir a la junta del mes pasado, pero aquí estoy con mucho gusto nuevamente viendo a los buenos amigos”, comentó Francisco Mijares, presidente de la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR).

Francisco Mijares, presidente de la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR).

Aunque se podían ver, los miembros del organismo no dejaron de trabajar de manera virtual, pues el consejo directivo mantuvo viva la misión de promover la riqueza culinaria del País.

“Hay una cantidad de platillos increíbles. México está dividido en cinco zonas gastronómicas distintas y cada una de ellas tiene una comida espectacular y eso es lo que queremos difundirle a nuestro país y al mundo”, platicó Alfonso de Robina, presidente del consejo directivo.

Mark J. McGuines

"La Academia es una institución que permanece y se afianza, donde se celebra la idea de programar a México como un país latinoamericano con una cocina riquísima y muy variada”.

Pepe Carral, abogado
Alejandro Rodríguez, Horacio Quintana, Lourdes Ascencio, Pepe Carral y Alfonso de Robina

"Estoy feliz viendo a nuestros académicos, de poder abrazarnos y platicar cómo ha sido toda esta situación”.

Alejandro Rodríguez, empresario

Para los empresarios, esta reunión no sólo fue una manera de reencontrarse con viejos amigos, sino también un espacio para platicar sobre los problemas que la pandemia le trajo a la industria restaurantera.

“Estoy muy contento de que ya nos dejen abrir y trabajar; hay mucha gente que está encerrada en sus casas y yo creo que pueden salir usando el tapabocas y el gel. La comida en México es básica, es parte de nuestra cultura e ir comer a un restaurante es indispensable”, compartió el director de Les Moustaches, Luis Gálvez.

Malú Montes de Oca y Timothy Heymann

Los asistentes disfrutaron, como ya es tradición, de un menú de tres tiempos en el que los ingredientes mexicanos cobraron protagonismo, como la sopa de huitlacoche con chochoyotes y queso y el mil hojas de mamey.

“Me parece un regreso muy importante a algo que se acerca a la normalidad y es precioso que todos el mundo se animó y que ya nos sentimos con la posibilidad de salir y estar con los amigos y tener una vida social”, mencionó Timothy Heymann, autor y administrador.

Gabriel Cárdenas, Susana Bernardi e Isabel Armida
Ingrid Yrivarren

Toque mexicano

Los asistentes a la comida disfrutaron de un menú que consistió en sopa de huitlacoche
con chochoyotes y queso; tronco de salmón con mantequilla de limón eureka y, de postre, mil hojas de mamey.