Crisis probable

Casi ningún Gobierno del mundo está haciendo lo suficiente para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que es probable que las temperaturas globales superen el punto de inflexión de 1.5 °C en los próximos años, según un nuevo informe dado a conocer el miércoles.

Los científicos han dicho que mantener el calentamiento del planeta bajo 1,5 °C es clave para prevenir los peores impactos del cambio climático. Las emisiones globales deben reducirse a la mitad a más tardar en 2030 para mantener ese objetivo en el horizonte, pero los Gobiernos no están ni cerca de esa reducción, según el grupo sin fines de lucro Climate Action Tracker.

Un número cada vez mayor de personas en todo el mundo está sufriendo por los impactos cada vez más fuertes y frecuentes del cambio climático, sin embargo, la acción de los Gobiernos continúa a la zaga de lo que se necesita”.

Bill Hare, director ejecutivo de Climate Analytics, socio de Climate Action Tracker.

'Brecha de emisiones'

La “brecha de emisiones”, la diferencia entre las emisiones previstas de acuerdo a las promesas de recortes y lo necesario para alcanzar el objetivo de 1,5 grados, se redujo un 11 por ciento en mayo con los nuevos compromisos anunciados en la cumbre climática convocada por el Presidente de Estados Unidos, Joe Biden. “Esa tendencia no se ha mantenido”, dijo Hare. “Nos faltan países que hagan compromisos adicionales de emisiones para cerrar la brecha”.

A diferencia de reportes anteriores, que sólo valoraban las promesas de reducir la contaminación de dióxido de carbono y cambiar políticas, el nuevo análisis valoraba aspectos económicos. El lado financiero será crucial en las negociaciones climáticas de este otoño en Escocia, de modo que el reporte examinó los compromisos de las naciones ricas para ayudar a pagar energía limpia para los países pobres, dijo Hare, que es científico climático. Eso perjudicó el posicionamiento de Estados Unidos y la Unión Europea.

Esfuerzo insuficiente

El reporte tachó de “insuficientes” los esfuerzos de Estados Unidos, la Unión Europea, Alemania y Japón, y los describió con más acordes a un calentamiento de 3 grados Celsius desde finales del siglo 19.

El mundo ya se ha calentado 1.1 grados Celsius desde esa época, de modo que estos países van camino de hacer el mundo 1.9 grados Celsius (3.4 grados Fahrenheit) más cálido que ahora.

Aunque la promesa oficial de emisiones de Estados Unidos es casi suficiente, el balance total “refleja que Biden no ha aplicado sus medidas”, dijo Hare. El reporte dio la peor calificación posible a los compromisos estadounidenses de ayuda financiera.

China, el mayor emisor de dióxido de carbono del mundo, e India, el tercero, recibieron calificaciones de “muy insuficiente”, o más en línea con un calentamiento de 4 grados Celsius (7.2 grados Fahrenheit) respecto a la era preindustrial.

“Simplemente no vemos acciones suficientes de China”, dijo Hare. Los países peores clasificados en el reporte eran Irán, Rusia, Arabia Saudí, Singapur y Tailandia. 

Metas ambiciosas

En conjunto, los Gobiernos deben reducir entre 20 mil millones y 23 mil millones de toneladas métricas de dióxido de carbono para fines de esta década. Estados Unidos y el Reino Unido han dicho que quieren mantener viva la posibilidad de limitar el calentamiento a 1,5 °C frente a los niveles preindustriales

0 países
aún no han presentado objetivos actualizados, incluida China, el mayor emisor del mundo.

En virtud de los términos del Acuerdo de París firmado por 197 países en 2015, los Gobiernos acordaron desarrollar planes de acción voluntarios para reducir las emisiones. Pero, como fueron insuficientes en ese momento, las naciones prometieron regresar en 2020 con políticas más ambiciosas.

Sólo dos excepciones

Sólo un país -la pequeña Gambia, en África- va camino de recortar emisiones y emprender su cuota de iniciativas.

El objetivo nacional del Reino Unido también es compatible con la meta de 1.5 °C, pero el Gobierno no ha entregado suficiente financiamiento climático internacional para ayudar a los países más pobres a reducir las emisiones, indicó Climate Action Tracker. Hace más de una década, los países ricos prometieron movilizar 100 mil millones de dólares al año en financiamiento climático para 2020, pero ese objetivo no se cumplió. Estados Unidos también está a la zaga de otros países ricos en ese esfuerzo.

Los Gobiernos ahora han reducido la brecha en hasta 15 por ciento, una mejora mínima desde mayo. Cualquiera pensaría que tienen todo el tiempo del mundo, cuando en realidad es todo lo contrario”.

Niklas Höhne, de NewClimate Institute, organización socia de Climate Action Tracker.