TIEMPO DE LUJO

Luis Flores, Érika Chávez, María del Carmen González y Ángel Cabello

A lo largo de tres días, fanáticos de la alta relojería independiente conocieron novedades y ediciones especiales del sector.

“Me animé a venir por conocer las novedades que se presentan; cada año tienen nuevos lanzamientos para observar y hay un gran interés por saber qué es lo que exponen las firmas. Es un lugar para contemplar otro tipo de piezas que no son tan comunes”, platicó el comunicólogo Leopoldo Galván, quien asistió a la primera edición del SIAR Summer Experience.

Luis Peyrelongue

A lo largo de tres días, fanáticos de la alta relojería independiente conocieron novedades y ediciones especiales del sector.

“Me animé a venir por conocer las novedades que se presentan; cada año tienen nuevos lanzamientos para observar y hay un gran interés por saber qué es lo que exponen las firmas. Es un lugar para contemplar otro tipo de piezas que no son tan comunes”, platicó el comunicólogo Leopoldo Galván, quien asistió a la primera edición del SIAR Summer Experience.

Mauricio Torres y Ana Luisa Giménez

Para Andrea Chávez, a quien le agrada usar este accesorio en tamaño XL para lucirlo sin importar el outfit, asegura que este tipo de eventos son geniales, pues así el público se adentra a este mundo.

“Esto es una gran experiencia; me parece fascinante que la gente compre y se interese por lo que se ofrece la industria”, expresó la abogada.

Andrea Chávez y Juan José Andrade

Mientras recorría los pasillos del Hotel Four Seasons de la Ciudad de México, el empresario de bienes raíces, René Fajer, confesó que los relojes originales, con personalidad propia y de vanguardia, como los que hacen las marcas suizas, son sus predilectos.

Leopoldo Galván y René Fajer

Me encanta que generen este tipo de espacios para la gente que es muy fanática de los relojes; cada vez existan más marcas y competencia, eso habla bien, porque se esmeran en distinguirse”.

Leopoldo Galván, comunicólogo

A su vez, Carlos Zorrilla quedó impresionado de manera positiva por lo que vio en esta primera visita que hizo a la exposición.

“Me gusta que son objetos artísticos de valor, que ofrecen posibilidades de explorar puntos de vista distintos desde lo técnico hasta que puede ser algo que simboliza una historia familiar”, explicó el filósofo.

Carlos y Federico Zorrilla

Lisveed Lobera