TRIBUTO BECKY ALAZRAKI

1950-2022

 Ser emprendedora y empresaria cuando  los mismos términos no se utilizaban fue el estandarte de Becky Baum Goldsmit, así lo afirman sus seres queridos tras su sensible fallecimiento.
Nació el 16 de septiembre de 1950 en la Ciudad de México y fue la segunda hija de Aida Goldsmit e Isaac Baum, quienes procrearon a Alfredo, Rafael, Gilda y Sergio.
Isaac Baum y Aida Goldsmit con sus hijos, Alfredo, Rafael, Sergio, Gilda y Becky
A decir de sus familiares, tuvo una infancia muy bonita, la cual vivió al lado de sus hermanos y muy apegada a sus abuelos maternos.
Sus estudios los realizó en el Colegio Israelita de México y cursó la carrera de Historia del Arte en la Universidad Autónoma de México, así como la de Guía Montessori.
Una de sus grandes pasiones era el diseño floral.
Se casó con Rafael Alazraki el 9 de agosto de 1969 en la Ciudad de Mexico; como pareja
les gustaba viajar juntos y la convivencia familiar.
El matrimonio tuvo dos hijos, Alejandro y Eduardo, y cinco nietas, Daniela y Michelle, hijas de Alejandro, y Mila, Galia y Alana, hijas de Eduardo.

Lo mejor que me ha pasado es haberla conocido y haber compartido una plena y feliz vida con ella”

RAFAEL ALAZRAKI, esposo
Construyó desde cero, a partir de una fiesta familiar, el Bar Mitzvah de su hijo, Alejandro, una nueva tendencia en las fiestas de México, siendo punta de lanza e innovación.
A partir de ella y gracias a su empresa, Becky Alazraki Eventos, con más de 35 años de experiencia, marcó un antes y después en el desarrollo de los mismos

Mi mamá era perseverante, incansable, creativa, innovadora, divertida, amorosa, distinguida, excelente esposa, madre y abuela. Una mujer completa que sembró y cultivó; dejó una gran huella”.

EDUARDO ALAZRAKI, hijo
En 1997, su hijo, Alejandro, se integró al negocio familiar para formar la mancuerna perfecta en el diseño de producciones con su madre y quien seguirá al frente de la firma y continuará con su legado.
Trabajó para distintos sexenios tanto en sus galas privadas como oficiales, como la toma de posesión del ex Presidente Felipe Calderón.
Becky con su hijo, Alejandro, quien desde 1997 se unió al negocio familiar y junto a ella logró la mancuerna perfecta. El empresario se encargará de continuar el legado de su madre y seguirá al frente de la firma.

Para mí, fue una gran maestra, trabajar con ella fue incomparable. Estoy orgulloso de su trabajo y poder seguir su legado con creces”.

ALEJANDRO ALAZRAKI, hijo
Durante su andar, apoyó a distintas fundaciones y causas sin fines de lucro, tal como Kadima, Niños en Alegría y Make-A-Wish.
Sus familiares cuentan que su más grandes pasiones fueron su trabajo, el diseño floral y los viajes, además, le gustaba ir a fiestas y recibir invitados en su casa.
Falleció la madrugada del miércoles 23 de marzo en Cleveland, Ohio, dejando huella entre su esposo, hijos y nietas como una mujer pasional en todo lo que hacía, quien no conocía límites y tampoco aceptaba un no por respuesta. Siempre esforzándose por ser la mejor en todo lo que emprendía. Descanse en paz.
Sergio Berger, Becky Alazraki, Rosa Gaba, Ángel Gómez y Ari Berger en un lanzamiento del relojes.

Eres la flor más bella, de esas que no se encuentran fácilmente. Exótica, pasional, sutil, elegante, atemporal y temperamental. En fin, eres la flor más bella de mi jardín y de mi corazón, querida Becky

SERGIO BERGER, sobrino

Tu creatividad y gran talento serán extrañados; siempre fuiste la mejor. Te recordaremos trabajando con tanta pasión en tu vestimenta blanca y llevando esas catarinas de buena suerte que estarán contigo por la eternidad”

ARI BERGER, sobrino

Mi amiga Becky era una mujer indescriptible, siempre activa y profesional. Sus arreglos florales para toda ocasión la hacían percibir su entorno a través de olores y composiciones deslumbrantes. Descanse en paz”

RAQUEL BESSUDO, amiga