La formación volcánica del Cinturón de fuego del Pacífico y las devastadoras inundaciones de Missoula moldearon los terruños y la historia de Oregón y Washington, dos regiones vitivinícolas cuya presencia en el mercado mexicano va al alza.

"Hace más de 20 mil años, olas de más de 100 metros de altura, a 100 kilómetros por hora, por un lado excavaron el Valle de Columbia y otras regiones de Washington; por otro, impactaron en la formación de suelos loess (limo en finísimas partículas arrastrado por el viento), característicos de Oregon", explica la sommelier Laura Santander durante el seminario "AVAs y suelos en Oregon y Washington".

De acuerdo con la experta, aunque su exploración sea relativamente reciente, ambas regiones presumen exponentes de gran calidad y reputación suficiente para brillar en el panorama vinícola. 

A continuación, algunos datos básicos para entender y disfrutar sorbo a sorbo sus etiquetas:

Oregón

Su producción representa 1 por ciento del vino hecho en EU, pero la distingue su gran calidad.